Quantcast

Tragedia de Ceuta: La Guardia Civil niega que los inmigrantes murieran en aguas españolas

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez,  ha explicado que los inmigrantes emplearon piedras contra los
agentes
, lo que obligó el uso de material antidisturbios, ajustándose en todo momento a lo que se ajusta la ley. Para ello, se han proyectado imágenes y videos de lo acontecido explicar la actuación de los agentes.

En una de ellas, los agentes advierten de que hay inmigrantes nadando y piden instrucciones: «¿Los cogemos? No lo sé -contestan en el centro operativo- por lo menos retenerlos y que no sigan avanzando, que van para Ceuta». La respuesta: «Es imposible, han pasado por detrás de nosotros y o los cogíamos o los dejábamos avanzar».

Se trata de algunos de los 23 inmigrantes que consiguieron alcanzar la playa española en la madrugada del 6 de febrero. Según ha explicado Martínez, estas personas que «fueron rechazadas en frontera y entregadas a las fuerzas marroquíes a las que habían superado y que les estaban reclamando» llegaron ilesos a la costa española, pese al uso de pelotas de goma y botes de humo por parte de los agentes españoles para intentar evitar la entrada.

«Ninguno de los inmigrantes resultó alcanzado por el uso de ese material, llegando sin lesiones ni heridas a la playa del Tarajal», ha asegurado Martínez, para incidir, además, en que «ni se lanzó material sobre los inmigrantes ni se observó que el lanzamiento provocara pánico en los mismos» y se utilizó «adecuándose a principios de proporcionalidad y oportunidad» con un «objetivo siempre disuasorio».