Quantcast

La muerte de una niña en Treviño que no fue atendida en Vitoria indigna a la sociedad

La muerte de una niña de 3 años y medio aquejada por una varicela en la Puebla de Arganzón (Condado de Treviño), que no fue atendida por los servicios sanitarios de Álava, situados a menos de 20 kilómetros, ha causado una gran conmoción e indignación social.

La pequeña Anne Ganuza sufría varicela y había sido atendida el pasado domingo en el hospital Txagorritxu de Vitoria, donde fue posteriormente dada de alta. Este hospital es el de referencia para los vecinos de los dos municipios de Treviño.

Al regresar a casa, su estado de salud empeoró (no tenía apetito, mucha fiebre alta, convulsiones y apenas podía caminar) por lo que, a primera hora del lunes, su madre llamó a una ambulancia para que la volvieran a atender. Desde el 112 le dijeron que ellos no mandaban ambulancia medicalizada -a pesar de estar a 18 kilómetros de distancia- que debían llamar a Miranda de Ebro (Burgos).

Finalmente, el padre salió precipitadamente del trabajo (en la sede de Mercedes Benz de Vitoria) y, con su propio coche, llevó a la niña al citado hospital, donde falleció al poco tiempo por un 'shock' séptico provocado por un estreptococo.

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, según señala en un comunicado, ha dirigido una carta al fiscal porque estos hechos ponen «los pelos de punta al ver a la deshumanización que hemos llegado en el ámbito sanitario».

«Como no puede ser de otro modo -dice en la misiva-, y como Defensores del Paciente, pedimos su intervención con la apertura de investigación de oficio y depuración de responsabilidades que sean lo suficientemente ejemplar para aquellos que con su negativa de auxilio han propiciado de forma presunta la muerte de una niña».

PNV: «SI EL CONDADO DE TREVIÑO ESTUVIERA INTEGRADO EN ÁLAVA, SE HABRÍA EVITADO»

Por su parte, desde el PNV han dicho que si el condado de Treviño (Burgos) estuviera integrado en Álava, se habrían podido evitar «desgracias» como ésta. Según esta formación, «no tiene sentido» que ese enclave siga perteneciendo a Burgos y se trata de una situación administrativa «anacrónica».

Así se han pronunciado en los pasillos del Congreso el portavoz parlamentario del PNV en la Cámara Baja, Aitor Esteban, y el diputado del PNV por Álava en el Congreso, Emilio Olabarria, al ser preguntados por la muerte de esta niña por varicela.

Olabarria ha admitido no conocer al detalle esos hechos, pero ha subrayado que si ha habido «un problema de negligencia y de inasistencia» por parte de Osakidetza, encargada de la atención sanitaria en Treviño, «habrá que investigarlo y adoptar las medidas que procedan».

El nacionalista vasco ha puesto de relieve las «distorsiones» que provoca la existencia de un enclave que pertenece a una administración «muy lejana» (la burgalesa) cuando, hay una más próxima (la alavesa), una situación, ha dicho, que hay que «resolver» para evitar este tipo de incidentes y para «respetar «la voluntad de los ciudadanos de Treviño, «que es integrarse en Álava».

«Tengo la convicción de que si Treviño, donde Osakidetza sigue prestando servicios asistenciales, estuviera integrado en Álava, seguramente episodios de esta naturaleza se hubiesen podido evitar o prevenir con más eficiencia y no estaríamos hablando de una desgracia de estas características», ha manifestado.

INVESTIGACIÓN «EXHAUSTIVA»

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha señalado que el Gobierno vasco ya ha anunciado que va a realizar una investigación «exhaustiva» de este «desgraciado incidente» y que «depurará responsabilidades en su caso». «Hay que llegar hasta el final y depurar las responsabilidades que sean necesarias», ha manifestado.

Preguntado si los servicios de salud vascos deben asistir a personas en Treviño, Esteban ha indicado que «de facto se hace así» porque «al final es lo que está más próximo» y ha añadido que el País Vasco no ofrece solo servicios de salud, sino más servicios a Treviño.

Eso sí, ha dicho que este hecho demuestra que «no tiene sentido que hay un enclave a 15 kilómetros de donde verdaderamente están proviniendo todo estos servicios». A su juicio, hay «situaciones administrativas anacrónicas que no tienen ningún sentido». «No tiene sentido que ese enclave siga perteneciendo a Burgos», ha abundado.