Quantcast

Falsos mitos y creencias de la píldora anticonceptiva

Muchas mujeres jóvenes no toman la píldora anticonceptiva por miedo a engordar o simplemente por alguno de los mitos que siempre han acechado a este medicamento femenino.

La píldora es uno de los anticonceptivos que más generan confianza entre las mujeres a la hora de prevenir los embarazos no deseados pero a la vez este medicamento produce un miedo a engordar y padecer efectos secundarios como los cambios de humor o la desconfianza hacia tomar hormonas que modifiquen el comportamiento del organismo.

El presidente de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), Luis Enrique Sánchez, ha explicado que en los últimos años se ha mejorado mucho la composición de las pastillas reduciendo los niveles de estrógeno, lo que producía la retención de líquidos y el aumento de peso. Por eso se recomienda hacer un seguimiento de la mujer y pruebas para comprobar la tolerancia que puede tener a la píldora.

Sánchez asegura que los efectos secundarios de la píldora anticonceptiva “están sobrevalorados y se deben a cuestiones ideológicas y culturares”. Una cuestión que desde hace años hace sombra al uso de métodos preventivos del embarazo y ha creado los bulos sobre la píldora que tanto asustan a las mujeres.

Si se ha padecido algún tipo de cáncer no se debe tomar la píldora anticonceptiva pero no por esto se debe pensar que la píldora produce cáncer, otra falsa creencia entre las mujeres. Es más, Luis Enrique Sánchez explica todos los beneficios que puede tener la píldora para la prevención de cáncer endometrial y de ovario.

LA FERTILIDAD Y LA PÍLDORA

Se recomienda tomar la píldora durante todo el periodo de fertilidad de la mujer, sin ningún descanso, sólo cuando se quiere concebir. Y al contrario de lo que piensan muchas mujeres, las posibilidades de quedarse embarazada no tomando la píldora y tomándola son las mismas, “no existe relación alguna con la fertilidad o con el aborto natural, influyen otros factores como la edad y la situación hormonal de cada mujer”, explica Luis Enrique Sánchez.

“Hay una cosa de la que no se habla nunca y es que más del 50% de los casos de infertilidad tienen que ver con el hombre”, asegura Sánchez. Factores como el tabaquismo, el alcohol y los hábitos de vida tanto del hombre como de la mujer, disminuyen las posibilidades de embarazo.

CUÁNDO TOMARLA

La píldora no sólo sirve para prevenir embarazos, aunque Luis Enrique Sánchez señala que este motivo supone alrededor de un 80% de su uso. El otro 20% escogen este anticonceptivo para corregir desajustes menstruales, aliviar los dolores de la ovulación y disminuir los síntomas de acné y sequedad de la piel que padecen las chicas jóvenes con síndrome de ovarios poliquísticos.

También existen otros tipos de anticonceptivos que son igual de positivos y no son por vía oral como la píldora. Cada vez más mujeres optan por los parches, anillo o DIU, que explica Luis Enrique Sánchez que son mejores para aquellas mujeres que padecen trastornos digestivos o se les olvida tomarse cada día la pastilla.

Sánchez ha recalcado que toda la información sobre la píldora anticonceptiva debe estar a disposición de la mujer y aconsejarle para que “los falsos mitos y falacias no le influyan”.