Quantcast

Jorge González: “Debemos seguir yendo a Eurovisión. Si somos Europa, lo somos para todo”

Apenas a unas horas de que se suba al escenario para defender una de las canciones más importantes de su vida, Jorge González atiende a Qué.es unos minutos. “Estoy atacaíto perdido. Que pase lo que tenga que pasar pero necesito subir ya al escenario a cantar mi tema”, se sincera. Tras su paso por Operación Triunfo y La Voz, el cantante madrileño se enfrenta al reto de poder representar a España en Eurovisión. Tres minutos le separan de la gloria, de poder subirse a un escenario representando a nuestro país, algo que “anhela” desde pequeño.

¿Cómo se te presentó la posibilidad de participar en Eurovisión?

Fue la propia TVE la que hizo una preselección interna. Este año ha sido diferente, no había que presentarse como en ediciones anteriores y al final hemos sido cinco los elegidos que hemos llegado hasta aquí. Han buscado la variedad y en eso creo que pueden estar mis opciones. Soy la opción más racial, más española. 

Precisamente tu canción 'Cuando se acabe el mundo' es la opción más diferente de todas: eso puede suponer una ventaja, ¿no?

Yo pienso que sí. Me da la sensación de que hay tres baladas muy parecidas entre ellas con los últimos arreglos. Quizás destaca la canción de Raúl,  que busca un corte más internacional pero sin duda, mi canción es la más española ya que es un sonido que reconocemos. Es un tema que a todos nos gusta bailar. 

Puede ser una ventaja, Jorge, pero también un inconveniente porque al ser tan nacional es una canción que puede no gustar en Europa. ¿Cómo lo ves?

Esa es probablemente una pregunta equivocada que nos hacemos aquí en España. Yo creo que somos los españoles a los que no nos gusta enviar canciones en español porque creemos que como es nuestro no va a triunfar. Sin embargo, Europa espera esto de España. Si echamos un vistazo a certámenes anteriores, las canciones latinas con fuerza y con más ritmo son las que nos han dejado en los puestos más altos. Ahí tenemos los ejemplos de David Civera, Azúcar Moreno, Ramón, Beth… Este tipo de canciones son las que gustan aquí y las que cuando vienen en verano a nuestras discotecas les gusta bailar. 

Mucha gente señala en las redes sociales que 'Cuando se acabe el mundo' tiene un perfil más de canción del verano que de Eurovisión. ¿Puede ir eso en tu contra? 

Yo creo que no, más bien todo lo contrario. El deseo de muchos cantantes es el de que su canción sea la más escuchada y bailada en las discotecas de España. Hay muchos temas que han sido ganadores de Eurovisión y que han estado entre las más vendidas del verano. Canciones como 'Europe`s Living a celebration' han tenido una prolongación en el tiempo mucho más amplia que la del propio festival.

Supongo que ya tienes los últimos arreglos para la actuación de este noche, ¿qué Jorge nos vamos a encontrar en el escenario?

Gracias
a un equipo súper profesional dirigido por la coreógrafa Miryam
Benedites vamos a hacer que la gente se levante del sillón, que vea una
actuación muy elegante , brillante y que desde casa va a sorprender por
su espectacularidad.

Centrándonos en los rivales, hay bastante nivel pero… ¿cuál te parece el más complicado?

Si
nos fijamos en todo lo que se está diciendo en Internet se habla mucho de
Ruth Lorenzo, Brequette y de mí pero no subestimo a ninguno de mis rivales y
creo que puede pasar cualquier cosa. Igual llega Raúl o llega La Dama y
nos representan en Eurovisión. Estamos a un nivel muy igualado pero lo
que tengo claro es que creo que mi canción es la mejor y no veo más allá
de lo que hagan mis rivales esta noche. 

Una parte de la decisión depende del público y la otra del jurado.
Hablemos de sus miembros. Mónica Naranjo, Merche y Bustamante. Un elenco
de artistas muy importante. ¿Qué se siente al ser valorado por estos
cantantes?

Son tres artistas de gran valor para España y que pueden opinar
sobre la música porque viven de ello y saben lo que hay encima del
escenario. Personalmente va a ser una experiencia positiva saber lo que
piensan sobre mi actuación. Esperemos que les guste el directo y el tono
cálido de mi canción. 

Esta es tu segunda intentona tras la del año 2009. ¿Cuánto ha cambiado Jorge en estos últimos años?

La
gente ya ha visto un cambio tras mi paso por 'La Voz' donde la gente me
coronó como uno de los ganadores, sobre todo a nivel profesional y
mental. Precisamente eso es lo que intento transmitir en mi canción, un
Jorge preparado para llevar a España lo más dignamente posible en el
Festival de Eurovisión.

En 2009, me presenté sin ninguna ayuda de una
discográfica, sin ningún tipo de apoyo económico, solamente con mi
trabajo y el de mi familia. Fue una experiencia de la que aprendí mucho.
Conocí el otro lado de la música y aprendí de los errores de cara al
futuro.

¿Cuánto le debe Jorge a 'Operación Triunfo' y a 'La Voz' para estar donde está a día de hoy?

Sin
duda, estos programas han sacado lo mejor de mí. 'La academia' fue mi
inicio con sólo 17 años, de salir por primera vez de un pueblo muy
pequeño y de conocer un mundo en el que te sientes muy pequeño. Fue una
forma de ganarme el cariño de la gente.

Como reconocido eurofan que tú mismo te has declarado, ¿cuál ha sido la
actuación española en la que más te verías identificado? 

Vocalmente,
Pastora Soler es una pasada. Pero sin embargo, quizás España no ha
tenido esos momentos grandiosos en el festival ya que nuestra puesta en
escena es muy básica. Por eso, mi propuesta es ir algo más allá.
Cualquiera que ve Eurovisión de forma esporádica y que no conoce el
festival te diría Loreen pero yo, que es un evento que sigo desde pequeño, te podría hablar de Ruslana y otras muchas actuaciones que han sido
muy sorprendentes.

¿Crees que merece la pena seguir acudiendo a Eurovisión con los resultados que obtiene España en el festival?

Yo
creo que sí al final España también deja de participar en Eurovisión
perderíamos una de nuestras señas de identidad. ¿Somos europeos o no lo
somos? Yo creo que deberíamos de seguir acudiendo al festival aunque
deberíamos de insistir en la puesta de escena que llevamos, ya que
siempre es la más básica de todas. Nunca llevamos fuego, efectos
especiales que asombren al espectador. El peso de la canción la lleva
totalmente el artista.
Al final, esto te repercute negativamente
porque Eurovisión es un festival que se come mucho por los ojos. No
busco que me venga ni bien ni mal para mi carrera ya que en caso de
acudir a Copenhague cumpliré un sueño personal desde pequeño.

Los eurofans son uno de los pilares en los que se sostiene este proceso de selección. Muy críticos con uno y alabando mucho a otros… ¿cómo llevas esas opiniones? ¿te gusta saber lo que piensa la gente sobre ti en Internet? 

Era de leer lo que decía la gente sobre mí en redes sociales pero como es tan gratuito estar delante de un ordenador hablando de cómo es una persona que no conoces, decidí cambiar de opinión. Al final, ser famoso te hace estar en el centro de las miradas pero siempre me quedo con lo positivo. La gente que está siempre ahí, con sus ánimos. Eso es con lo que te tienes que quedar. 

La canción en español, tú fiel defensor de los ritmos latinos pero en Dinamarca te va a tocar defenderte en inglés con los medios y los fans… ¿cómo llevas ese aspecto? 

(Risas). Bueno, yo lo medio entiendo. No puedo llegar a mantener una conversación pero puedo sacar palabras de una frase. Lo importante es que hay un idioma que es el de la música que es el que vale y es universal. Además a los daneses se les conoce como 'los latinos del norte', así que no podemos estar en ningún sitio de Europa mejor que en Dinamarca.