Quantcast

Vídeo tétrico: le entierran montado en su Harley Davidson

El hombre que va subido a esa Harley Davidson está muerto. Y eso no es un remolque, sino un ataúd acrílico gigante. La última voluntad de Billy Standley, amante de las motos, era ser enterrado junto a la suya. Así, su familia recurrió a cinco embalsamadores y a un ataúd acrílico para enterrarlo cuando murió a la edad de 82 años.

El cortejo fúnebre fue de los más curioso. Antes de ser enterrado, el cadáver fue exhibido por todo Mechanicsburg (EEUU) subido en la Harley. Luego fue sepultado.

La Harley Davidson Electra Glide 1967 acompañó a Billy durante gran parte de su vida y quiso ser enterrado con ella. También todos los premios y medallas obtenidos con ella.