Quantcast

Compras y Navidad: Ahorra un 30% en la cesta de la compra navideña

¿Qué menú piensas preparar en Navidad y Fin de Año? Ya, te complicarás la vida otra vez… Buenos has de saber que una de las partidas más cuantiosas del presupuesto que dedicamos a celebrar la Navidad es, precisamente, la de alimentación. Por eso es tan importante planificar bien las compras, elaborar menús equilibrados y ajustados en su cantidad al número de personas que vamos a compartir la mesa; y, como en casi todos los ámbitos del consumo, comparar precios.

Es verdad que la desaparición del pequeño comercio y muchos negocios familiares estandariza la oferta entre distintas localidades por la aparición, como setas, de grandes superficies de alimentación. Aún así, aún podemos elegir dónde hacer nuestra compra de alimentación. Habitualmente, lo más económico es comprar cada producto allí donde es más barato. Así, los productos frescos suelen tener mejor precio en las pequeñas fruterías, carnicerías o pescaderías -de estas, por cierto, quedan cada vez menos-; por contra, los alimentos envasados suele ser mejor comprarlos en grandes superficies o cadenas de supermercados.

Es muy importante saber que los productos que mayor descenso de precio han experimentado son los derivados de la pesca. Pues bien, todos, excepto algunos topo de almeja a almeja japónica, podemos comprarlos hoy más baratos que hace un año. Si a este apunte sumas un consejo, el ahorro puede ser importante: como la demanda ya está provocando una subida del precio, en la medida de lo posible, congela adecuadamente y reservar tus compras hasta la fecha de su consumo.

Además, debes saber lo que compras: Una merluza pescada en el cantábrico no tiene el mismo precio que otra pescada en las costas africanas, igual que una pierna de cordero de «Corderex» no ofrece el mismo control y calidad que otra que no esté certificada por esta Indicación Geográfica Protegida. Debes valorar la calidad de cada opción y elegir aquella que más se ajuste a nuestros gustos, posibilidades y presupuesto.

Las prisas son malas consejeras: Todavía quedan dos días algunos días para Navidad. Si no has hecho tus compras todavía, para mejorar la toma de decisiones puedes llegar un poco tarde, pero aún puedes ahorrar si no te precipitas. 

OTROS TRUCOS

Con las bebidas más consumidas en Navidad, vinos, cavas y sidras, la OCU recomienda y recuerda que, al aguantar mejor el paso del tiempo, es mejor comprarlos ahora que no se ha incrementado su precio. Es cierto que para Noche vieja y NAvidad llegas un poco tarde, pero te queda Año Nuevo.

Otras recomendaciones en relación a los pescado, es adquirirlos de acuicultura en lugar de salvajes, pues tienen un precio bastante menor (9 frente a 40 euros). Mientras que es mejor comprar piezas grandes si el número de comensales es alto, porque se les saca «mayor rendimiento».

¡Atención: cuidado con los dulces navideños! La OCU alerta de que se han dado casos, sobre todo en los dulces más rebajados, de exceder la fecha de consumo preferente.

Otras opciones para ahorrar en la cesta de la compra de productos de alimentación navideña: 

Evitar ir a comprar los días críticos con coche, que es cuando se producen las mayores aglomeraciones y, por ende, cuando gastarás más gasolina;

Controla el consumo de las tarjetas de crédito, pues su fácil y rápido manejo puede ser traicionero;

– Concentra las compras en lugar de hacer varias pequeñas: al final siempre acabas llevándote algo de más prescindible que parecerá no incrementar el precio final de la misma, pero que, irremediablemente, sí lo hace.