Quantcast

La familia de Sonia Iglesias pedirá una prueba neurofisiológica de la expareja de la desaparecida

Cree que el inicio de “una amistad” con otra persona “pudo haber sido el detonante de que ahora esté desaparecida”

PONTEVEDRA, 19 (EUROPA PRESS)

La abogada de la familia de Sonia Iglesias pedirá a la jueza que instruye la causa sobre su desaparición que se someta a su expareja, Julio Araújo, a una prueba neurofisiológica. Además, la hermana de la mujer ha comentado que entonces le había dicho a su compañero sentimental que había conocido “a otra persona”.

Esta técnica denominada Prueba de Potenciales Evocados Cognitivos (P300) es utilizada generalmente en el ámbito médico. Registra los cambios eléctricos de la actividad cerebral sin necesidad de que la persona realice declaración alguna, simplemente como una respuesta ante estímulos externos, entre ellos fotografías, sonidos o preguntas. Se analizan después los cambios eléctricos producidos en el cerebro de la persona evaluada y estos datos permiten avanzar en la investigación.

La hermana de la desaparecida, Mari Carmen Iglesias, ha afirmado este jueves que “por los medios de comunicación” han “sabido que en Aragón se está practicando esa prueba a un imputado en un caso parecido al de la desaparición” de su hermana, por este motivo se plantean que la abogada de la familia la solicite a la jueza.

Mari Carmen Iglesias ha acudido este jueves a las puertas del Juzgado de Instrucción Número 3, especializado en violencia sobre la mujer, donde suexpareja declaró en calidad de imputado por un supuesto delito de detención ilegal.

A las 12,30 horas Julio Araújo prestó declaración ante la jueza instructora de la causa. Ésta ha sido la segunda comparecencia en sede judicial desde que la Policía investiga el caso.

Aunque el imputado no quiso hacer declaraciones, según informó su abogado, Jesús Santaló, durante más de hora y media hizo una “reconstrucción teórica” de todo lo ocurrido el día de la desaparición de Sonia Iglesias, el 18 de agosto de 2010. “Respondió a todas las preguntas” que le formularon e insistió en que mantenían “una relación estable”.

“UN POCO MÁS DE LO MISMO”

“Fue un poco más de lo mismo, es decir, ratificación, ratificación y ratificación con las pérdidas y las lagunas que se van formando por el transcurso del tiempo”, ha dicho el letrado. “No hay ningún tipo de resolución motivadora para que mi cliente esté imputado y sin medida cautelar”, ha señalado el abogado, por lo que solicitó la desimputación de su cliente.

Por su parte, Mari Carmen Iglesias ha insistido ante los numerosos medios de comunicación que se dieron cita en los juzgados de Pontevedra en que su hermana “en su momento comentó a su pareja que había conocido a otra persona, con la cual estaba iniciando una amistad”. “Creemos que eso pudo haber sido el detonante de que ahora esté desaparecida”, ha sentenciado.

Respecto a la declaración de Julio Araújo, ha comentado que tienen “claro que lo que no va a hacer es decir la verdad”. “Me sorprendería lo contrario porque nunca lo ha hecho. Como hermana de Sonia yo creo que sabe mucho más de lo que dicen, pero no lo cuenta, y como en este país no es delito mentir, eso es lo que hace”, ha abundado. Por este motivo, justificó de nuevo la importancia de practicar al imputado una prueba de carácter neurofisiológico.

Este jueves también compareció otra testigo, una compañera de trabajo de la tienda de MassimoDutti de la que Sonia era encargada. Esta mujer ratificó todo lo declarado en su día ante la Policía Nacional.