Quantcast

Tips para cuidar tus utensilios de cocina

Cuando cocinemos con ellos debemos hacerlo con cucharas o tenedores de madera, para que la superficie no se raye. Tampoco debemos limpiarlos con esponjas de alambre o estropajos con brillo, sino con esponjas más suaves que no dañen el material.

Las cazuelas de acero inoxidable o de aluminio pueden fregarse con un poco de agua con limón, para que no pierdan su brillo. Si las manchas son persistentes un poco de vinagre blanco o el efectivo lavavajillas son la solución perfecta.

No se aconseja lavar los cuchillos en el lavaplatos ya que las altas temperaturas estropearán su filo. Lo mejor es limpiarlos con agua fría inmediatamente después de que la comida haya terminado. Nunca debemos guardar los cuchillos en el cajón si las hojas se chocan entre sí, ni utilizarlos si están desafilados. Los vasos y copas de vidrio muy antiguo o los decorados a mano tampoco deben meterse en el lavavajillas.

Por el contrario, normalmente los tuppers o recipientes de plástico si pueden introducirse dentro de este electrodoméstico, sólo debemos asegurarnos de que sean aptos ya que sino podrían deformarse a causa del calor del agua.

Todos los utensilios de madera son válidos para ser lavados de la manera más simple, con agua caliente jabón y una balleta. Eso sí, éstos no deben ser utilizados para remover por ejemplo, ensaladas con mucho aceite ya que las manchas pueden estropearlos.

Otros consejos muy prácticos son no cortar los alimentos dentro de las ollas para no estropear su fondo, no guardar los utensilios húmedos y echar un poquito de jabón y agua tibia en ellos una vez hayamos finalizado de comer y antes de disponernos a fregar.