Quantcast

España se atasca el día clave

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La selección española femenina de balonmano ha quedado eliminada este lunes del Mundial de balonmano que se está disputando en Serbia, tras ser derrotada por Hungría (28-21) en su duelo de octavos de final después de un partido en el que conjunto de Jorge Dueñas estuvo lejos de su plenitud y no pudo contrarrestar el poderío húngaro.

Las 'guerreras', que defendían el bronce obtenido hace dos años, fallaron el día clave y no supieron parar el ataque magiar, así como tampoco exhibir sus argumentos ofensivos. España trató de levantar la desventaja de cinco tantos al descanso (17-12) pero no fue capaz en un partido en el que Marta López (7 goles) fue la única jugadora resolutiva en ataque y que supone el adiós al sueño de volver a colgarse una medalla en una competición internacional.

El comienzo del partido fue esperanzador para España. Con su defensa a buen nivel y encontrando cierta fluidez en su ofensiva, logró controlar a las magiares y coger una tempranera renta de dos goles. Pero a partir del cuarto de hora de encuentro comenzó el calvario.

Así, el mayor lastre del actual bronce olímpico, las pérdidas (hasta 11 en el primer tiempo), hicieron acto de aparición, a lo que se añadió una bajada del nivel defensivo, circunstancias que permitieron a Hungría desplegar todo su poderío ofensivo y dominar claramente.

Los errores de las 'guerreras' no eran perdonados por las húngaras que superaban sin excesivas dificultades desde todas las posiciones, pero sobre todo desde los nueve metros, a una Silvia Navarro que hacía todo lo posible por evitar una escapada rival.

Sin embargo, el actual bronce europeo encontró en su portera Herr a una nueva arma para bloquear el ataque de las de Jorge Dueñas que, con su primera línea poco clarividente, al descanso tenían el partido cuesta arriba (17-12).

Tras la reanudación las 'guerreras' hicieron honor a su apelativo y fueron a por su rival, llegando a situarse a dos tantos (19-17) gracias a que el cuadro magiar estuvo ocho minutos sin hacer gol, con Silvia Navarro agigantándose en la portería. Pero pese a acariciar nivelar el encuentro, el objetivo se deslizó entre los dedos.

España marró un penalti para situarse a un tanto y Hungría cogió aire, volviendo a recuperar cuatro goles de renta y aumentando la ansiedad de las pupilas de Dueñas, posteriormente factor clave. Porque viéndose cuatro goles abajo (22-18) mediada la segunda mitad, España cayó en la precipitación y no encontró forma de obtener réditos en ataque. Ahí comenzó su fin.

El orden desapareció, España estuvo más de ocho minutos sin marcar y Hungría, coral en ataque pero siempre con Anita Görbicz (6 goles) como principal amenaza, lo aprovechó para marcar diferencias y certificar una victoria de prestigio ante el último bronce olímpico y Mundial, que se despide del torneo con la amarga sensación de haber sido una sombra en el día clave, el primer cruce del campeonato.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: HUNGRÍA, 28 – ESPAÑA, 21 (17-12, al descanso).

–EQUIPOS.

HUNGRÍA: Herr (p), Kiss (p); Zacsik (5), Triscsuk (1), Verten (3), Szucsanszki (2), A.Kovacsics (-), Bulath (-), Gorbicz (6), Szamoransky (1), Radei-Soos (3), Bognar-Bodi (4), Szekeres (-), Maszaros, Cifra (-), M.Kovacsicz (1) y Tomori (2).

ESPAÑA: Navarro (p), González (p); Mangué (1), Barbosa (4), Bea Fernández (-), Aguilar (4), Begoña Fernández (3), Pinedo (-), Elorza (-), López (7), Pena (2) y Chávez (-).

–PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 2-3, 5-7, 9-8, 12-9, 14-10, 17-12–descanso– 19-16, 19-17, 21-18, 23-20, 25-20, 28-21.

–ÁRBITROS: Anders Birch y Dennis Stenrand (DIN). Excluyeron a Triscsuk y Tomori por parte de Hungría; y a Mangué y Begoña Fernández por parte de España.

–PABELLÓN: Spens Hall de Novi Sad.