Quantcast

Los instrumentos musicales más exóticos del mundo

– Arpa eólica

Es un instrumento musical «tocado» por el viento. Se llama así por Eolo, el dios griego del viento y fue creada en el siglo XVII por el científico e inventor jesuita Athanasius Kircher. Consta de doce a quince cuerdas que suenan con el paso de las corrientes de aire sobre una caja de resonancia rectangular, larga y angosta sobre la cual se extienden doce cuerdas de nylon para guitarra (cuatro de la nota sol, cuatro de la nota si y cuatro de la nota mi).

– Aquaggaswack 

Este instrumento fue construido por Curtis Settino en 1996. Consiste en unas 18 tapas de olla. Es similar a un juego de gongs chino, aunque los platillos están situados en una posición distinta.

– Kaossilator


Korg Kaossilator es una familia de sintetizadores portátiles para fraseos dinámicos, fabricado por la empresa japonesa Korg. Producen un amplio rango de sonidos y permiten la reproducción de música de manera contínua a través de la utilización de loops producidos y grabados por el mismo instrumento, los cuales podrán ejecutarse en diferentes claves y utilizando diferentes escalas.

– Txalaparta


La txalaparta es un instrumento de percusión tradicional del País Vasco. Generalmente consta de dos soportes (cestos, sillas, banquetas, etc.), sobre estos algún material aislante (hoja de maíz, sacos viejos enrollados, hierba seca, etc.) y sobre esto un tablón que es golpeado con cuatro palos (dos cada txalapartari). Aunque tradicionalmente cada txalaparta solía tener dos o tres tablas de madera, recientemente es habitual encontrar txalapartas formadas por una docena de tablas.

-Mbira

Es un instrumento musical africano, muy arraigado en Zimbabue donde es considerado un instrumento nacional. Consiste en un grupo de lengüetas de metal o bambú, adheridas a un tablero o resonador.

– Theremín

El theremín es uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos. Fue Inventado en 1919 por el físico y músico ruso Lev Serguéievich Termen. El diseño clásico consiste en una caja con dos antenas. Se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas. La antena derecha suele ser recta y en vertical, y sirve para controlar la frecuencia o tono: cuanto más cerca esté la mano derecha de la misma, más agudo será el sonido producido. La antena izquierda es horizontal y con forma de bucle, y sirve para controlar el volumen: cuanto más cerca de la misma esté la mano izquierda, más baja el volumen.