Quantcast

Canadá anuncia que suprime la entrega de cartas en los domicilios

Cuando últimamente se dice que las cartas en papel, el servicio postal vamos, está muriendo, no nos podíamos imaginar que la afirmación fuese literal.

Eso es lo que ocurre por ejemplo en Canadá, donde en 2019 ya no habrá reparto postal. Quien quiera sus cartas deberá ir a su apartado de correos a por ellas.

O lo que es lo mismo, que los carteros dejarán de existir en Canadá.

La razón de esta decisión es la mala situación de la empresa pública de correos canadiense, con unas pérdidas de 71 millones de euros solo en el segundo trimestre de este año.

Para sanearla, han decidido prescindir de la entrega a domicilio, por lo que se perderán 8.000 empleos (aunque no habrá despidos, sino jubilaciones), subirán las tarifas un 35 por ciento a partir de marzo de 2014, cerrarán oficinas y 'adelgazarán' la mano de obra.

Sin embargo, las nuevas tecnologías también tienen su parte de 'culpa' en este asunto.

Según fuentes de Canada Post (la empresa pública de correos de aquél país), las «significativas pérdidas» vienen derivadas del «creciente uso de las comunicaciones digitales y el descenso del volumen de correspondencia postal».