Quantcast

Los líderes opositores ucranianos instan a los manifestantes a mantener la presión sobre Yanukovich

KIEV, 8 (Reuters/EP)

Los líderes de la oposición ucraniana han instado a los cientos de miles de manifestantes proeuropeos que se han congregado este domingo en Kiev a que mantengan la presión sobre el presidente, Viktor Yanukovich, para conseguir la dimisión del Gobierno y que no haya un acercamiento a Rusia.

Los manifestantes, concentrados en la Plaza de la Independencia, rechazan la decisión del Gobierno de no firmar el Acuerdo de Asociación negociado con la UE para, en su lugar, dar un giro prorruso a la política exterior y comercial de Ucrania. La oposición acusa al presidente –que se reunió con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el viernes pasado– de intentar introducir a Ucrania en una unión aduanera encabezada por Rusia.

La manifestación de este domingo marca un punto álgido en este conflicto que comenzó hace varias semanas. Vitali Klitschko, boxeador convertido líder político opositor, ha afirmado que este «es un momento decisivo». «Todos los ucranianos se han reunido aquí porque no quieren vivir en un país dominado por la corrupción y donde no hay justicia», ha declarado.

Por su parte, la líder opositora y ex primera ministra Yulia Timoshenko, que se encuentra en prisión, ha hecho una advertencia a través de un mensaje leído por su hija Yevgenia: «Estamos en el filo de la navaja, a punto de sumergirnos en una dictadura cruel o de volver a la comunidad europea». A su juicio, «hay bastantes más posibilidades de acabar en una dictadura medieval».

EVITAR ENFRENTAMIENTOS

El líder nacionalista de extrema derecha Oleh Tiahnibok ha preguntado a la multitud si desea estar «bajo el yugo de Moscú», a lo que esta ha gritado «¡no!». A la pregunta de si querían «volver a Europa», los manifestantes han contestado «¡sí!».

Klitschko les ha asegurado que conseguirán su objetivo, aunque ha insistido en la necesidad de usar medios pacíficos. El fin de semana pasado, la Policía antidisturbios golpeó a manifestantes y periodistas. «No queremos que nos callen con la porra de un policía», ha dicho el político.

En este contexto, ha pedido que se castigue a los agentes que reprimieron a los manifestantes, que los presos políticos sean liberados, que el Gobierno del primer ministro Mikola Azarov dimita y que se adelanten las elecciones presidenciales y legislativas.

A las personas acampadas en la Plaza de la Independencia se han unido grandes grupos de ciudadanos procedentes de zonas del centro y el oeste del país en las que se habla ucraniano, donde la oposición tiene un fuerte respaldo.

El exministro del Interior Yuri Lutsenko, aliado de Timoshenko, ha exhortado a la población de las zonas orientales de habla rusa –donde se encuentra la base del apoyo electoral de Yanukovich– a que se sumen a las protestas. «Somos el mismo pueblo que vosotros, solo que a vosotros os robaron antes», ha afirmado.