Quantcast

La violencia en República Centroafricana deja cientos de muertos y «alarma» a la ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha manifestado este viernes su «alarma» por el estallido de violencia intercomunal en República Centroafricana que ha costado cientos de vidas en los últimos días.

«El secretario general está siguiendo de cerca la situación en República Centroafricana. Ha expresado su profunda alarma por las informaciones sobre la escalada de la violencia intercomunal en República Centroafricana a pesar de los esfuerzos urgentes actualmente en marcha para estabilizar la situación tras la aprobación ayer de la resolución 2127 del Consejo de Seguridad de la ONU», ha informado la Portavocía de Ban en un comunicado oficial.

La resolución 2127 prevé el envío de tropas adicionales para la Misión Internacional de Apoyo a República Centroafricana (MISCA, por sus siglas en francés), la apertura de una investigación para esclarecer las violaciones de Derechos Humanos que se estarían cometiendo y un embargo de armas de un año.

«Las últimas informaciones son desalentadoras y apuntan a una profundización del conflicto entre las comunidades musulmanas y cristianas y los grupos armados con consecuencias trágicas», añade el comunicado de Ban.

«Tras el ataque de ayer en Bangui la misión política de la ONU en el país, BINUCA (Oficina Integrada de Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz en República Centroafricana), informa de que ha habido más muertes durante la noche, elevando el balance de fallecidos», prosigue.

Antiguos guerrilleros de Séléka y milicias contrarias a Balaka han asaltado viviendas y asesinado a adultos y menores de edad. Cientos de casas han sido incendiadas en Bossangoa después de ser repelido un ataque de antiBalaka.

«Este horrendo círculo de violencia y venganza debe parar de inmediato. Los civiles deben ser protegidos. El secretario general insta urgentemente a todas las partes a ejercer contención y hacer todo lo posible para controlar a quienes fomentan y perpetúan la violencial. Los responsables de graves delitos deben ser llevados ante la justicia», concluye el comunicado de la Portavocía de Ban.