Quantcast

PSE acusa al PNV de abrir «una vía de escape» para evitar que EH Bildu se pronuncie sobre la deslegitimación de ETA

Cree que el PNV no materializa en las votaciones en el Parlamento la «exigencia» que el lehendakari hace a la IA desde la tribuna

Dice que la kale borroka «organizada» ha desaparecido definitivamente y cree que las palabras de Permach frenarán nuevos ataques

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

El secretario de Organización del PSE, Rodolfo Ares, ha acusado al PNV de abrir en el Parlamento vasco «una vía de escape» para evitar que EH Bildu se pronuncie sobre la deslegitimación de quienes «justifican la trayectoria de ETA». A su juicio, los jeltzales no «materializan», en sus votaciones en la Cámara autonómica, las «exigencias» que el lehendakari hace a la izquierda abertzale «desde la tribuna».

Por otra parte, se ha mostrado convencido de que la 'kale borroka' «organizada» ha desaparecido definitivamente y ha considerado que el rechazo del dirigente de la IA Joseba Permach, a la violencia callejera, frenará nuevos ataques.

En una entrevista a Europa Press, Ares ha lamentado «mucho» que el PNV no apoyara este pasado jueves en el Parlamento vasco el texto acordado por PP, PSE y UPyD –en el que se rechazaban los «rebrotes de violencia callejera», y se pedía «la deslegitimación de aquellos que pretenden seguir justificando la trayectoria criminal y totalitaria de ETA»– con la «excusa de que estas cuestiones tienen que llevarse a la ponencia de paz y convivencia».

Según ha recordado, ese foro parlamentario quedó en 'stand by' y «no es útil para poder alcanzar acuerdos». «No funciona porque no hay condiciones, EH Bildu ha hecho imposible que se pueda avanzar en los trabajos», ha aclarado.

El Parlamento vasco rechazó este jueves una propuesta del PP

–transaccionada con PSE y UPyD– para la deslegitimación del terrorismo, y aprobó la iniciativa del PNV, con el apoyo de EH Bildu, en la que se defendió que «por razones de responsabilidad y eficacia política», las cuestiones que afectan a la Paz y a la Convivencia se aborden «previamente» en la Ponencia parlamentaria

El dirigente del PSE considera que, con su actuación, el PNV «ha dado una vía de escape» a la coalición soberanista «para no tener que pronunciarse sobre el contenido de la enmienda transaccional» y, con ello, «ha renunciado a la exigencia al mundo de EH Bildu». Ares ha recordado que dirigentes de EH Bildu» reivindican con orgullo el pasado de Batasuna», cuando ese mundo «gritaba 'ETA mátalos', y ETA asesinaba». «Ese pasado es el de gente de Batasuna, ahora de EH Bildu», ha destacado.

Ares ha recordado que Batasuna también respaldó la ponencia Oldartzen, que planteó «cómo socializar el sufrimiento y dar cobertura a las acciones de ETA», y estableció una estrategia de «apoyo y justificación, cuando no de aplausos, al terrorismo». Por ello, ha indicado que los dirigentes de la izquierda abertzale «deben sentirse poco orgullosos de ese pasado» y reconocer que «esa actitud provocó sufrimiento, daño y dolor».

«Desgraciadamente, el PNV en el Parlamento ha dado una vía de escape a EH Bildu para que no tuviera que pronunciarse sobre el fondo de la cuestión», ha lamentado.

Ha criticado que, por el contrario, se haya «empeñado» en «defender un instrumento como la ponencia de paz y convivencia, que no es útil, en vez de empeñarse en defender principios» que «el propio lehendakari había hecho suyos en algunas interpelaciones en el Parlamento».

«Hay muy poca coherencia en no votar una enmienda transaccional que contenía muchas de las cuestiones que ya habíamos acordado en el Parlamento y que no era malo ratificar», ha señalado.

Todo ello, ha puntualizado, «independientemente de que el debate hubiera llegado al Parlamento por las preocupaciones o necesidades que tiene el PP en relación con la actitud y el reproche de las víctimas del terrorismo, de medios de comunicación o incluso de militantes de su partido».

PLAN DE PAZ

Para Ares, la Ponencia de Paz y Convivencia «no tiene viabilidad», se encuentra en 'stand by' y no hay posibilidades de «avanzar en los trabajos» porque EH Bildu, «lejos de dar un paso adelante, se ha encastillado en posiciones como el orgullo por la historia de Batasuna, la más negra y macabra para Euskadi».

El líder del PSE ha arremetido también contra el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco que «salvo incorporar como anexo el suelo ético», es «el mismo» que Urkullu planteó inicialmente a los partidos, aunque «con un poco de maquillaje». «Los objetivos siguen siendo los mismos que no compartíamos», ha añadido.

En opinión de Ares, la finalidad del plan es «conseguir microacuerdos en una ponencia (la de paz) que no funciona, con contenidos descafeinados para facilitar que EH Bildu pueda suscribirlos».

«Son microacuerdos que se quieren hacer en un instrumento que no funciona y sobre un contenido que no compartimos. Por tanto, una gran parte del plan es papel mojado, el Gobierno sabrá lo que quiere hacer con él», ha apuntado.

Además, ha afirmado que es «fundamental» la «exigencia al mundo de EH Bildu y Sortu, especialmente por parte del partido que «sustenta al Gobierno». «El lehendakari lo dice en la tribuna, pero luego su grupo no lo materializa en las votaciones en el Parlamento», ha destacado.

KALE BORROKA

El secretario de Organización del PSE ha expresado su convicción de que «la kale borroka organizada, planificada de una forma sistemática, que respondía a una estrategia, ha desaparecido definitivamente».

A su juicio, es «evidente» que Euskadi se encuentra en «una situación diferente» a la de hace años, pese a los «gravísimos» actos de violencia callejera que se han producido «tanto contra sedes de partidos como contra otras instituciones o servicios públicos». «Sin quitarle gravedad, es evidente que estamos en una situación diferente», ha insistido.

También ha asegurado que el «llamamiento» del dirigente de la izquierda abertzale Joseba Permach «a que esto no vuelva a suceder» es «una buena noticia».

«Probablemente, llevará a que algunos se piensen lo que hacen, como ha ocurrido en el pasado cada vez que eran llamados al orden por los dirigentes de su formación. Ojalá esa declaración sirva para que esto desaparezca definitivamente y cosas como ésa contribuyan a reconocer pasos EH Bildu en el buen camino», ha deseado.

RECIBIMIENTOS

Ares ha vuelto a asegurar que los recibimientos de familiares y «otras gentes» a expresos de ETA «que han cumplido condena por cometer asesinatos», con «lanzamiento de cohetes y vítores», pretenden ser homenajes.

«Otra cosa es si realmente eso es delito o no. Eso lo tendrán que decidir los tribunales, pero es evidente que se le está mandando un mensaje de que lo que hizo estuvo bien», ha argumentado.

A su juicio, «por mucho que se quiera retorcer el lenguaje», está «claro» que «se les quiso hacer un recibimiento en su pueblo». «Hay que evitar que no digamos las cosas claras, si no, se estará lanzando un mensaje perverso», ha indicado.

Preguntado por la actuación de la Ertzaintza en estos actos y las acusaciones de inacción lanzadas desde ciertos ámbitos, ha asegurado que la Policía vasca «tiene que cumplir con su obligación y levantar los atestados pertinentes», pero «es la justicia la que debe decir si hay delito o no».

«Yo, en todo caso, sigo dando todo mi respaldo a los agentes de la Ertzaintza y reconociendo que hacen su trabajo en circunstancias muy difíciles. Solo tengo agradecimiento por su actitud, tanto a lo largo de su dilatada trayectoria, como en el tiempo que me ha tocado estar al frente», ha afirmado.

Por otra parte, ha llamado a la «mesura» ante declaraciones como las del diputado general de Álava, Javier de Andrés, quien consideró que quienes deberían recibir a los exreclusos son los antidisturbios de la Ertzaintza. «Hay que calibrar las cosas en el tiempo. Creo que estamos más en un debate político, de valores, que en un debate de orden público», ha concluido.