Quantcast
martes, 24 mayo 2022 17:22

NBA: La absurda guerra entre los propietarios de los Knicks y los Nets

Tremenda… y puede que risible. Así es la carrera por ser el propietario con más gancho de la ciudad de Nueva York. Y en esa competición personal entre Prokhorov y Dolan, las diferencias personales comenzaron de la manera más ridícula: con la presentación de un cartel de gran tamaño en el Madison Square Garden. En ese momento, la batalla no estalló entre los equipos profesionales de baloncesto tanto como lo hizo entre dos hombres muy ricos, ambos personajes ilustres de Nueva York, y con personalidades  realmente antagónicas.

Uno es Mikhail D. Prokhorov, playboy multimillonario ruso que compró recientemente los Nets, a los que intenta cambiar su antigua apariencia de equipo perdedor. El otro es James L. Dolan, propietario de bienes raíces y magnate de medios, que es desde hace tiempo dueño de los Knicks. 

Y es que Prokhorov fue tras Dolan desde el primer momento. La historia del cartel dichoso, lo demuestra. En 2010, el ruso colocó su enorme foto justo enfrente del Madison Square Garden con su propio retrato junto a la de Jay Z, el más famoso hincha de los Nets, que entonces se trasladaban a Brooklyn.

DEMASIADO CENTRADOS EN SU GUERRA

Este viernes esa rivalidad de excéntricos se habrá jugado también en la pista. Los Nets y los Knicks se encuentran entre los peores equipos de la NBA. Este año, las franquicias están en caída libre a pesar de que sus nóminas son de las más abultadas de toda la liga. Algunos críticos culpan a la rivalidad entre Dolan y Prokhorov como parte fundamental del problema. Al tratar de superarse entre sí, ¿se han centrado demasiado en la rivalidad a expensas de la construcción de un verdadero competidor?

En una carrera absurda para conseguir plantillas 'famosas', ambos equipos actuaron mirando de reojo a sus vecinos, cambiando sus opciones en el draft y algunos de los contratos que los jugadores estrella. Además, sus movimientos estratégicos eran idénticos, copiados, como por ejemplo las firmas de agentes libres. ¿Resultado? La competitividad de ambos equipos no ha mejorado y, sin embargo, Dolan y Prokhorov han pagado mucho dinero por jugadores de renombre que pueden estar muy lejos ya de su mejor momento.