Quantcast

La defensa de Matas: Lleva cinco años investigado sin que se halle «nada»

PALMA DE MALLORCA, 04 (EUROPA PRESS)

La defensa del expresidente del Gobierno balear Jaume Matas, ejercida por el letrado Miquel Arbona, ha manifestado que su patrocinado lleva cinco años en los que «se le está investigado absolutamente todo: su vida, sus familiares, sus amigos y su patrimonio, como si fuera una estrella de cine», sin que hasta el momento, ha apuntado, se haya hallado «nada», a pesar de que sobre el exministro pesa una condena de nueve meses de prisión sobre cuyo cumplimiento debe dirimir la Audiencia Provincial de Baleares.

En su intervención en la fase de informes finales durante el segundo juicio que se celebra contra el también exministro, el abogado ha manifestado que cree «firmemente que Matas debe ser absuelto» en el marco de esta vista oral, enmarcada en la pieza número seis del caso Palma Arena, al aseverar que el contrato de 42.111 euros por el que fue empleada su mujer en el hotel Valparaíso fue «cierto y existió», por lo que ha negado que fuese un «regalo en especie» por razón del cargo que ostentaba, como apunta la Fiscalía.

Tal y como ha recalcado, las pruebas expuestas por el fiscal «son un poco tramposas», al recordar que varios de los testigos que han comparecido en el juicio, como el administrador del establecimiento hotelero, Miquel Ramis, y el de Martorell Asesores Tributarios han señalado que el contrato que se le hizo a Maite Areal «existió», y que la razón por la que fue contratada fue «la amistad».

«Han dicho que han compartido cenas de Nochevieja en familia, que eran amigos desde hacía veinte años o que iban juntos de matanzas», ha agregado Arbona para justificar que Matas acudiese a Ramis para pedirle trabajo en favor de su mujer. «Es más fácil encontrar amigos en el ámbito en el que uno está», ha proseguido el representante legal del expresidente, apuntando además que Ramis «no es del PP», si bien fue alcalde de la localidad mallorquina de Muro por CDM en coalición con los 'populares'.

En esta línea, ha rebatido el argumento del fiscal de que después de que Matas dejase de ser presidente del Gobierno balear en 2007 cesó el contrato de Areal en el Valparaíso, a lo que Arbona ha espetado que «Matas perdió las elecciones en mayo de ese año» y la mujer de Matas finalizó el contrato en diciembre. Es más, ha apuntado que si Ramis dijo haberse sentido «comprometido» después de que el exmandatario le pidiese trabajo para Areal es porque «eran amigos».

«Hombre, claro, era el presidente de la Comunidad Autónoma, pero tenemos que saber en virtud de qué se dio esa contratación», ha añadido el letrado, quien ha apuntado que hacer un regalo por una relación de amistad «no es un delito».

El abogado se ha referido asimismo a una sentencia de 2008 por la que fueron condenados dos guardias civiles por recibir favores sexuales gratuitos en un club de alterne en atención a su cargo, y a la que también hizo alusión la Fiscalía, al recordar que la resolución judicial señala que «la expresión 'en consideración a su función ' (…) se refiere a que sólo por el poder que le otorga el cargo le ha sido ofrecido el regalo», si bien precisa que «si existen otras circunstancias, no existirá tal delito».