Quantcast

Wert, partidario de un acuerdo sin «exceso de regulación» para solucionar el conflicto entre diarios y Google

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, se ha mostrado partidario de que los diarios y Google lleguen a un acuerdo para solucionar el enfrentamiento por la utilización de contenidos de los primeros por parte del segundo, en lugar de imponer una tasa al buscador, aunque ha asegurado que el Gobierno no tiene «ninguna objeción en estudiar posibles formulas legales que eviten prácticas abusivas por parte de los agregadores».

Durante la clausura de la jornada anual de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), el ministro se ha mostrado favorable a «conseguir fórmulas que, por la vía del acuerdo entre partes», y sin que se «requiera un exceso de regulación» solucione el conflicto, como ha ocurrido en Francia, en donde los editores han llegado a un acuerdo con Google, en lugar de lo sucedido en Alemania, donde la regulación no ha beneficiado a los medios.

Igualmente, ha recomendado que no se use el término de 'tasa Google' para referirse a esa hipotética regulación. «No sé si hace mucho favor el que deis por bueno que esta preocupación se denomine en el lenguaje social 'tasa Google'. Hay que tener mucho cuidado, las palabras las carga el diablo, yo de eso sé bastante», ha indicado el ministro, quien ha advertido de que «cualquier cosa que suene a exageración» puede provocar luego que el «umbral de resistencia» a la medida sea «superior».

Así, ha resumido que en otros países se han aplicado dos formas para tratar de solucionar el conflicto: una forma normativa o «la búsqueda de acuerdos privados entre las partes». En el primer caso, ha indicado que existe «un problema de ámbito de aplicación» y ha puesto como ejemplo el caso de Alemania en donde, al dejar de enlazar Google a los diarios, estos no han conseguido una compensación económica.

Wert considera «una reivindicación perfectamente legítima» que los editores pretendan conseguir una compensación por parte de «quienes se lucran explotando sus contenidos», en referencia al uso que hace Google y otros agregadores en sus páginas web de los contenidos elaborados por los editores. «Es evidente que todo el entorno de Internet transforma el equilibro respecto a los beneficios colectivos inclinándolo definitivamente al entorno de la distribución», ha señalado.

Por todo ello, ha señalado que la iniciativa francesa es «digna de atención y de apoyo». Asimismo, ha apuntado que debería tratarse de una «medida de ámbito europeo», ya que es un «terreno que tiene una esencia trasnacional», aunque ha insistido en que el Gobierno no tiene no tiene «objeción ni impedimento, sino todo lo contrario» en «estudiar posibles fórmulas legales que eviten prácticas abusivas».

El ministro anunció también el propósito de impulsar, dentro del sistema curricular de la Lomce, lo que definió como alfabetizaciones múltiples para los alumnos, y que tratan de seleccionar lo relevante y pertinente de un entorno digital excesivamente abundante. A su juicio, esa alfabetización requiere «establecer una colaboración estrecha con los editores y en general con los responsables empresariales de los distintos medios, para fomentar la lectura de prensa en la escuela, y la capacidad de que los alumnos se relacionen con toda la variedad de soportes, y desarrollen sus competencias digitales y mediáticas en ese entorno».

A LA ESPERA DEL DICTAMEN DEL CONSEJO DE ESTADO

Sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, ha indicado que su ministerio espera recibir el dictamen del Consejo de Estado este miércoles y una vez que lo tengan, procederán a analizar su contenido a incorporar las recomendaciones «y a la mayor brevedad posible» volver a enviarlo al Consejo de Ministros para que inicie su tramitación parlamentaria.

El objetivo del proyecto es introducir «flexibilidad» y «encontrar el mejor equilibrio posible» entre el derecho de acceso de los usuarios a los contenidos y el derecho de los autores y editores, siendo conscientes de que en ese equilibrio «reposa el motor de crecimiento» del sector, según ha indicado.

Por todo ello, ha apostado por «dar una respuesta equilibrada que por una lado endurezca el tratamiento de las vulneraciones» y que, por otro, «facilite» la transición a los nuevos «modelos de negocio en un entorno digital legal». «Para este Gobierno la protección de la propiedad intelectual es un eje estratégico de protección de las industrias culturales y creativas en el sentido más amplio», ha subrayado.

En general, ha apuntado que «el papel que desempeña la prensa en su conjunto en la confrontación de la opinión pública, en una sociedad democráticamente madura es extraordinariamente importante» y ha afirmado que es obligación de los poderes públicos «garantizar y preservar» esta obligación.