Quantcast

UPyD teme un pacto de PP y PSOE para «taparse las vergüenzas» en corrupción

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La líder de Unión, Progreso y Democracia (UpyD), Rosa Díez, ha reconocido este martes que teme que exista un pacto entre PP y PSOE para «tapar sus vergüenzas» en asuntos relacionados con la corrupción y ha avisado de que su formación hará todo lo posible para que «les salga el tiro por la culata».

Durante su intervención en un desayuno informativo del Fórum Europa, Rosa Díez ha señalado la corrupción como una de las lacras de la democracia y ha advertido de que no se terminará con ella mientras no se haga realidad la separación de poderes y se acometan «profundos cambios institucionales».

«A veces temo que haya un pacto entre PP y PSOE para taparse las vergüenzas mutuas, porque los dos tienen tema –ha reconocido–. Pero desde UPyD vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que no haya impunidad y les salga el tiro por la culata».

En este punto se ha referido al reciente acuerdo para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el «reparto impúdico» de sus miembros entre los partidos políticos. «La consecuencia de esta aberración es que queda garantizado que no todos los ciudadanos somos iguales ante la ley», ha constatado recordando que los vocales del CGPJ son los encargados de nombrar a los jueces del Tribunal Supremo, responsables a su vez de los casos de corrupción que implican a políticos aforados.

En este contexto, Rosa Díez ha sido muy dura contra el «inmovilismo» de 'populares' y socialistas y ha denunciado que, pese a que no son capaces de ponerse de acuerdo para cosas «fundamentales», sí lo hacen para repartirse la justicia, bloquear la reforma de la ley electoral o modificar la Constitución «en una noche» si así protegen sus intereses.

LOS CONSTITUYENTES HICIERON LO QUE PUDIERON

Coincidiendo con el 35 aniversario de la Carta Magna, la portavoz de UPyD ha subrayado la importancia de «defender a España» y la unidad de la nación española. «Los constituyentes hicieron lo que pudieron en el momento político que les tocó vivir, pero hoy sabemos que dejar abiertos tantos aspectos de la Carta Magna, en un país con tan poca cultura e historia democrática, ha tenido graves consecuencias», ha resaltado.

El punto fundamental, a su juicio, es la estructura del Estado, que su formación propone modificar para construir un Estado federal con amplia descentralización política y una definición clara de las competencias de cada administración. El mayor déficit de España hoy en día, para Rosa Díez, es que «no tiene españoles que la defiendan».

A su juicio, ni PSOE ni PP están «dispuestos a dar esa batalla»; el primero por «debilidad o connivencia parcial con el nacionalismo secesionista» y el segundo por «pereza o cobardía», logrando que el único discurso que penetra en la sociedad es el de quienes defienden la ruptura.

CON LA SECESIÓN, PERDEMOS TODOS

Y según ha avisado, pensar que la ruptura no tendría coste alguno es «una completa estupidez». «En un proceso de secesión perdemos todos; de hecho, ya estamos perdiendo», ha defendido en referencia a «graves consecuencias» para la convivencia entre los propios catalanes y entre los catalanes y el resto de españoles.

La diputada ha dejado así claro que el debate planteado por los independentistas y los nacionalistas catalanes no versa sobre el modelo territorial del Estado, sino que es una iniciativa «profundamente antidemocrática». «En el corazón del nacionalismo anida el racismo, el mayor de los desastres políticos, la peor de las pasiones de la historia de la humanidad», ha advertido.

Este debate se produce en un contexto, según Rosa Díez, en el que los máximos dirigentes políticos españoles se guían por «una mezcla de voracidad e incompetencia» que les ha llevado a no reconocer que el modelo de Estado de las autonomías recogido en la Constitución está «agotado». «Su reforma podría significarles una grave pérdida de influencia o dinero, y por eso han preferido dejar que todo se vaya desmoronando siempre que eso les permitiera mantener sus cuotas de poder partidario intactas», ha denunciado.