Quantcast

Bono confía en que Méndez y Díaz combatirán la corrupción en UGT-A con «transparencia»

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Congreso de los Diputado José Bono ha dicho que tiene «una gran confianza» en el secretario general de UGT, Cándido Méndez, así como en la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para combatir el daño provocado por las presuntas irregularidades en la contabilidad del sindicato «con la máxima transparencia».

«Tengo gran confianza en que se combata ese daño del único modo en que puede hacerse que es con la máxima transparencia, sin la defensa corporativa de nadie que haya cometido un acto ilícito», ha manifestado en un entrevista en RNE recogida por Europa Press. Para ello, ha añadido, cuenta con dos personas en las que confía: «Uno es Méndez y otro es la presidenta de Andalucía».

En concreto, respecto a Susana Díaz, el exministro de Defensa del PSOE ha dicho estar «convencido de que no va a consentir que en la Junta de Andalucía queden impunes hechos delictivos, que en cualquier caso son despreciables».

Bono ha expresado que le produciría «estupor e indignación» si se confirmaran las informaciones publicadas sobre las irregularidades en UGT. «No pudo dejar de ocultar mi preocupación», ha recalcado. No obstante, preguntado por la posibilidad de que Méndez dimita si se demuestra, Bono ha negado el supuesto: «Niego el supuesto de que se vaya a dar esa circunstancia porque Méndez antes de que ocurriera algo que le pudieran imputar que ha ocultado, él sería transparente, y será, estoy convencido el primero de no se cómplice de un atropello».

LAS PRIMARIAS TIENEN SUS PELIGROS

Por otro lado, preguntado por el proceso de primarias abiertas que el PSOE va a convocar para el elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, ha afirmado que «tienen sus peligros». Además, cree que «siempre» le han salido mal, ha recordado, aludiendo al último proceso de estas características en el PSOE en las que Josep Borrell ganó a Joaquín Almunia, que ha calificado de «desastre».

Bono ha recalcado que es «respetuoso» con los que han propiciado y consagrado las primarias en el partido. Así, preguntado por la candidatura del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Bono considera que, decida o no presentarse «hará un buen papel». De él ha dicho que es «el tío más listo» que se ha encontrado a lo largo de su recorrido político. Asimismo, ha aclarado que no está dispuesto a «demonizar» a ninguno de los que se postulan como candidatos.

No obstante, para Bono el PSOE «debería estar más preocupado por ganar al PP» que en ganarse internamente. «Si yo supiera que un candidato socialista va a ganar más al PP que otro, yo no tendría duda», ha manifestado, precisando: «Por muy simpático que sea el que va a perder».

Así pues, cree que su partido debe «tener prudencia» para que las primarias «no sean usadas por el adversario» para mostrar la «fragilidad del PSOE», y por ello, cree que deben celebrarse con «inteligencia».

REFORMAR LA CONSTITUCIÓN PERO NO PARA DAR GUSTO A SEPARATISTAS

Preguntado por la reforma federal que defiende el PSOE, Bono se ha mostrado partidario. «La Constitución tiene que acomodarse a las necesidades ciudadanas», ha señalado, para después precisar que no debe reformarse para «dar satisfacción a aquellos que disfrutarían derogándola».

«Modificarla para dar gusto a los separatistas, no», ha aseverado, insistiendo además en la necesidad de no reformarla «a golpes». Así pues, se ha mostrado también en contra del derecho a decidir defendido por el Gobierno catalán. «Estoy mucho más en contra con quienes están en contra que a favor», ha afirmado.

Respecto al acercamiento entre el PSOE y del PSC, Bono ha afirmado que «es evidente» que «hay diferencias» entre ambos partidos», aunque lo ha justificado: «El derecho a discrepar es un derecho democrático, y el PSOE lo ha ejercido de manera clara y satisfactoria». Pero según Bono, el partido socialista «debe poner más el acento en la igualdad y en la solidaridad que en lo identatario». Poner el foco en la identidad, a su juicio, es lo que hacen los nacionalistas, y el PSOE, ha afirmado, debe «ganarles en votos», ha añadido tras destacar la reducción de votos en el PSC.

En relación con la última encuesta sobre las intenciones de voto de los ciudadanos de cara a las elecciones generales, Bono ha puesto en entredicho su veracidad, para después añadir que lo que le «duele» es que el PSOE «tenga 110 diputados», lo que según ha explicado, «es el número de diputados más bajo» de la historia de su partido.

DEFIENDE LA «IRRETROACTIVIDAD» DE LA LEY

Respecto a la sentencia del Tribunal de Estrasburgo en contra de la retroactividad de la doctrina Parot, Bono cree que el juez de la Audiencia Nacional (AN), Fernando Grande-Marlaska, inclinó con su voto a la mayoría de la AN al no esperar a lo que dijera el Tribunal Supremo» respecto a las excarcelaciones de los condenados. En su opinión, este hecho «resulta llamativo» que existan «elementos de contradicción» en la aplicación de la sentencia, y además, que este magistrado fuera elegido por el Gobierno para el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Dicho esto, Bono ha hecho hincapié en defender la «irretroactividad» del Código Penal» porque la ley «nunca puede ser retroactiva», a la vez que ha criticado que un criminal que «tiene 25 años de prisión purgue lo mismo en prisión que el que ha tenido un asesinato». «No pueden tener la misma pena», ha reclamado.

Para Bono, la cuantificación de las condenas ha sido «un error» de todos los partidos políticos. «La responsabilidad es de todos los partido políticos que quizá no hicieron los deberes a tiempo», ha sentenciado, para añadir que no le parece justo culpabilizar a un partido en concreto.

Por último, Bono ha descartado volver a la primera línea de la política: «Viviré toda mi vida en el PSOE, es así, pero mi determinación es clara, no quiero volver a la primera línea», ha dicho puntualizando que lo más que puede llegar a ser es «suplente» las listas municipales de su pueblo.