Quantcast

Sálvame Deluxe: Lucía Bosé reta a su hijo a ir al programa para hablar de su paternidad

Miguel Bosé recientemente confesó para la revista Shangai que era padre de cuatro hijos, y no de dos, Diego y Tadeo, Ivo y Telmo; recurriendo a un vientre de alquiler por recomendación de Ricky Martin.

«NO VAYAS A SÁLVAME»

«No digas nada, no hables con nadie» eso es lo que le dijo Miguel Bosé a su madre la primera vez que fue padre. Lo mismo hizo esta vez al dar a conocer su doble paternidad. Pero la «nonna» reta a su hijo al haber acudido al 'Sálvame Deluxe' para hablar de su paternidad: «Yo puedo hacer lo que me de la gana» – afirma tajante Lucía.

UN PADRAZO CON SUS HIJOS

A Lucía Bosé le ha sorprendido la actitud que tiene su hijo con sus nietos, ya que está volcado al 100% en su papel como padre y a la vez en su trabajo, aunque, según Lucía, en cuanto tiene tiempo libre lo dedica enteramente a sus hijos.

Lucía ahora que es abuela o «nonna» por partida doble, pasa mucho más tiempo con sus nietos y con su hijo. Estuvo presente en la entrega de los grammy latinos, donde entregaron a Miguel el premio al hombre del año. «No es una enorme píldora de viagra, es mi madre» – así presentó con actitud bromista el cantante a Lucía Bosé.

EL CARÁCTER DE MIGUEL BOSÉ

Siempre que se ha hablado de Bosé, estaba muy presente el trato que este ha tenido con la prensa. Con un marcado carácter, el artista ha perdido los nervios en más de una ocasión dejando ver su temperamento, algo que todo artista tiene en mayor o menor medida.

Al hablar del carácter de su hijo, Lucía afirma que tanto ella como Miguel no son nada cariñosos, esa es una de las razones por las que, en varias ocasiones, la relación madre-hijo ha sido bastante tirante, por el choque de temperamentos. Sin embargo, la actitud que Miguel tiene con sus cuatro hijos, para Lucía es algo sorprendente: «No me esperaba de él que fuera tan cariñoso con sus hijos».

Al preguntarle si está siendo un padre modelo, Lucía afirma convencida: «Será un padre perfecto porque los está educando muy bien».

Uno de los impedimentos principales del cantante es el compromiso con su trabajo, algo que afectará de forma directa a los pequeños, que se criarán en un entorno artístico muy marcado; esto según Lucía Bosé es duro y difícil. Y es que la madre de Miguel habla desde la voz de la experiencia, ya que ella ha tenido que estar siempre dividida entre su carrera y su familia:

«Yo he sido muy severa con mis hijos. Te dedicas más al mundo del arte y dejas de lado tu familia«- aunque afirma que no cambiaría su trayectoria: «No me arrepiento, es una experiencia».

Ante la pregunta de si Miguel Bosé tiene pensado ir a por la niña, «la nonna» comenta: «No me extrañaría nada». Puede que pronto Bosé vuelva a ser noticia por incorporar una pequeña en su vida.

Las formas de ser de ambos, han hecho que Lucía haya llorado mucho por su hijo Miguel, ya que tanto ella como él no son muy cariñosos, y eso es algo que hace el choque entre personalidades algo inevitable. Sin embargo, la paternidad le sienta bien a Bosé, ya que se entrega cariñosamente a sus hijos, aunque su temperamento no ha cambiado.