Quantcast

El Cubo del puerto de Málaga acogerá el primer Centro Pompidou fuera de Francia

MÁLAGA, 29 (EUROPA PRESS)

El edificio cultural situado en la esquina de los muelles 1 y 2 del puerto de la capital malagueña, conocido como Cubo, acogerá a partir de 2015 el primer Centro Pompidou fuera de Francia, según ha anunciado el alcalde, Francisco de la Torre, quien ha calificado este hecho de «gran noticia para la Málaga cultural, la Málaga turística y la Málaga tecnológica».

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este viernes un protocolo de acuerdo entre el Ayuntamiento de Málaga y el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París para instalar en el Cubo una delegación de esta prestigiosa entidad, que, aparte de en la capital francesa, está presente también en la ciudad gala de Metz.

El acuerdo tiene una duración de cinco años renovables –en un principio otros tantos– y supondrá un gasto anual de un millón de euros para el Consistorio por utilizar el nombre y las obras, una cantidad que De la Torre ha considerado «admisible».

UNAS 70 PIEZAS EN LA COLECCIÓN PERMANENTE

Así, incluye una colección permanente, acorde a las dimensiones del edificio, con unas 70 piezas de los fondos del Centro Pompidou, y una exposición temporal anual, que habría sido anteriormente exhibida en París. No obstante, todo ello tendrá que recogerse en un contrato, en el que quedará definido el contenido y que deberá ser firmado como muy tarde seis meses antes de la apertura.

La sede del Pompidou en Málaga ocupará los más de 6.000 metros cuadrados del Cubo. El contenido, en el que ya se está trabajando con una aportación de 15.000 euros por parte del Consistorio, será determinado en un plazo de tres meses con la supervisión de un comisario del centro francés, por un lado, y de un gestor cultural municipal, por otro, que en este último caso será el director-gerente de la Fundación Picasso-Museo Casa Natal, José María Luna.

La petición municipal respecto a las obras que se expongan de forma permanente es que permitan reforzar la oferta de arte moderno de la ciudad, pudiendo así «completar el abanico expositivo de Málaga»; no obstante, el alcalde ha apuntado que «también estamos abiertos al contemporáneo». En definitiva, esta iniciativa junto con las existentes permitirán situar a la ciudad «en una posición de gran liderazgo dentro de España y de Europa en potencia expositiva», en palabras de De la Torre.

En cuanto a los trabajos de adecuación y de equipamiento del Cubo, que tendrán una duración de entre seis y ocho meses, contarán con un coste de cinco millones, de los que 2,5 se han consignado en el presupuesto municipal para 2014. Por otra parte, el Ayuntamiento asumirá los gastos derivados del transporte, la seguridad y la puesta en marcha de la sede.

UNICAJA

Respecto a los otros 2,5 millones de euros, De la Torre ha recordado que hay conversaciones con Unicaja Banco, entidad que «en un principio está abierta a ese diálogo». «Es un tema que necesita un poco de más tiempo y a partir de este protocolo de acuerdo es cuando viene la reflexión final», ha aseverado.

«Estaremos encantados de ir juntos en esa inversión y que Unicaja tenga un especial protagonismo dentro del retorno de imagen», ha manifestado el primer edil malagueño, quien ha comentado que este pasado jueves ya habló de este asunto con el presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel.

De todos modos, el regidor de Málaga ha precisado que si esta línea de colaboración no fructificara, existe «un plan B», aunque no ha querido entrar en detalles «por respeto a Unicaja dentro de la apertura al diálogo».

El Consistorio está teniendo también conversaciones, en la línea de la colaboración público-privada, con empresas españolas que trabajan en Francia y viceversa para abordar el pago del millón de euros anual y del correspondiente al mantenimiento, con el objetivo de que el esfuerzo municipal «sea perfectamente integrable en nuestras cuentas».

El Ayuntamiento está pendiente de que la Autoridad Portuaria le entregue el Cubo. Para ello, previamente tienen que retirarse los transformadores eléctricos de la esquina de los muelles 1 y 2, actuación para la que la Administración local aportará 75.861 euros recogidos en su presupuesto de 2014 –en 2013 han sido 28.630 euros–.

Una vez que el inmueble pase a manos municipales, está previsto que el próximo año se finalice la redacción del proyecto de obra, se proceda a la licitación de la misma y comience su ejecución. De esta forma, la apertura al público podría producirse a lo largo de 2015.

Según ha trasladado el alcalde, el Centro Pompidou ha recibido ofertas para instalarse en países emergentes, aunque prefiere expandirse primero en Europa y, para ello, ha elegido la capital de la Costa del Sol.

De este modo, ha subrayado el regidor malagueño, «fortalecemos el proyecto del puerto y la apuesta de puerto-ciudad». Además, ha incidido en que esta iniciativa permitirá «reforzar a Andalucía desde el punto de vista turístico e, incluso, a España».

Asimismo, ha asegurado que los responsables del Centro Pompidou «están ilusionados y encantados de estar en una ciudad como Málaga con su proyección cultural, turística y tecnológica». Precisamente, uno de los argumentos del regidor en la negociación ha sido que la capital malagueña es «una plataforma potente para el turismo británico e irlandés, pudiendo visitar el futuro museo de Málaga turistas que no han ido a París, por lo que, una vez aquí, pueden querer ir a la ciudad francesa».

Preguntado por cómo se originó esta iniciativa, ha explicado que la idea le surgió en 2008 y aprovechó el partido de fútbol amistoso de la Alianza Contra la Pobreza entre España y Francia que se jugó en La Rosaleda para iniciar los primeros contactos con la Embajada gala, cuando todavía no existía el Cubo. Una propuesta que, tal y como ha reconocido De la Torre, generó cierta «extrañeza» e «impacto».

EL CENTRO POMPIDOU

El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, que dispone de unas 200.000 obras, fue inaugurado en 1977 por iniciativa personal del presidente Georges Pompidou, siendo uno de los primeros referentes de la museografía contemporánea.

En el Pompidou de París se agrupan entidades tan importantes como el Museo Nacional de Arte Moderno (MNAM), que reúne alrededor de 80.000 obras de los siglos XX y XXI; el Centro de Creación Industrial (CCI), o el Instituto de Recursos y Coordinación Acústica Musical (IRCAM), uno de los más relevantes centros de investigación musical del mundo.

Y también la Biblioteca Pública de Información (BPI), especializada en la innovación multimedia, y la Biblioteca Kandisky, vinculada directamente como centro de documentación al MNAM, que cuenta con una importante colección de libros y documentación principalmente de arte y artistas del siglo XX.