Quantcast

¿Te gusta el Dim Sum? Aprende su origen

Se dice que el Dim Sum nació para ser el acompañamiento perfecto del té, para que los granjeros orientales del siglo XIX  y los viajeros de la antigua ruta de la seda tuvieran algo sólido que llevarse a la boca.

El término proviene del dialecto cantonés de las regiones costeras del sur de China y significa «ordenar para satisfacer el corazón», «bocado» o «corazón a lunares».

Este tipo de comida se encuentra compuesta por una serie de bollos fritos o cocinados al vapor, hechos con masa muy parecida a la de las empanadillas y rellenos de carne, vegetales, frutas, mariscos o pescados.

En el país asiático lo normal es degustar el Dim Sum acompañado de familiares y amigos, compartiendo entre todos los distintos platos. Suelen servirse calientes, en pequeñas raciones, con salsas para mojar y colocados sobre unos típicos cestos redondos de bambú.

Hoy en día es toda una tradición de las regiones chinas que se ha exportado al mundo occidental y proliferan en las grandes urbes europeas con restaurantes dedicados a la elaboración de estas especialidades.