Quantcast

Broma pesada de un vendedor de sushi a sus clientes

Una broma muy pesada ha gastado este vendedor de sushi a sus clientes. Coloca los trocitos de este manjar suculento y cuando están comiéndolos, el hombre chupa y vuelve a chupar varias veces lo que recubre el sushi, simulando que los ha hecho así.

La reacción de la gente no fue vomitar, pero casi. Las caras de asco y horror son visibles en todas las que están comiendo lo que supuestamente ha hecho este bromitas con su saliva. Tranquilos que todo era una broma.