Quantcast

Clara (Master Chef): «No sé dónde estará mi futuro»

Mira que dio juego tu ravioli invertido, ¿para cuándo un libro de raviolis?

Han sido tres meses agotadores para sacar este libro y ahora necesito un poco de calma. Creo que debería haber hecho un cupcake de ravioli, se me acaba de ocurrir (ríe). Pero sí que dio mucho juego, lo he estado tuneando últimamente. Estoy haciendo versiones y saldrán a la luz dentro de poco.

Cómo surgió la oportunidad de escribir tu propio libro?

Justo cuando salí de MasterChef me llamó la editorial Espasa y me dijo que quería escribir una novela sobre cupcakes. Como tenía un blog, me gustaba la cocina y la repostería creyeron que era la persona idónea para hacerlo.

¿Recetario o novela?

Yo lo definiría como una novela romántica con apuntes gastronómicos. La gastronomía está muy presente, pero es una novela con una trama de superación, de sueños. Yo quería que la gente al leerla pudiese empatizar con los personajes y pasárselo bien sobre todo.

¿El guiño gastronómico es la receta que encontramos antes de cada capítulo?

Sí. Son recetas de cupcakes que están diseñados para un momento, un cupcake para un encuentro amoroso, para una indecisión, o para un enfado. Además de esa receta, el capítulo gira un poco en torno a esa receta, explica un poco el porqué del cupcake, de dónde surge y la razón por la que está ahí.

¿Cómo se escribe un libro de cupcakes odiándolos?

¡Fue lo primero que dije en cuanto me lo propusieron! De ahí que la protagonista del libro, Silvia, no sea muy fan de los cupcakes. Empieza a hacerlos porque son modas y lo hace para ganarse un dinerillo para ahorrar e invertir en lo que realmente ella espera del futuro.

¿Ha cambiado tu relación con los cupcakes tras escribir el libro?

Antes los odiaba, ahora me encantan. Pero también es verdad que todos los cupcakes que hay en mi libro son versiones totalmente distintas. Es una versión del caupcake, yo lo quería aligerar y además que fuera sabroso. Así que me inspiré en recetas de postres tradicionales. También hay un par de homenajes, he hecho un cupcake para Jordi Cruz, otro para Pepe, uno salado de pizza… Nadie va a encontrar por ahí los cupcakes que aparecen en este libro. Estuve dos días en el ABaC con el repostero haciendo pruebas, ¡fue muy duro! Pero estoy muy contenta con el resultado.

¿Por dónde has pasado tras salir de MasterChef?

Estuve el mes de julio en el Bohío, Illescas. En el restaurante de Pepe, pero cuando me tuve que poner en serio con el libro tuve que dejarlo todo. Escribir una novela es una locura y ahora mismo si me lo propusieran no sé si diría que sí otra vez. Ha sido agotador. Luego he tenido suerte porque estoy colaborando con diferentes medios y encima tengo varios proyectos. Ahora mismo es todo un poco caótico porque tengo muchos frentes abiertos. Me gustaría buscar un sitio tranquilo para formarme cuando se calme todo esto.

¿Dentro de la gastronomía?

Yo tengo clarísimo que quiero seguir en el mundo de la gastronomía y por ahora quiero empezar a aprender en un restaurante porque creo que es necesario saber cómo funciona la cocina, cocinar y estructurar un poco la mente. Ver la realidad. No sé dónde estará mi futuro, sé dónde no quiero que esté, que creo que ya es un buen paso.

¿Seguirás MasterChef Junior?

Por supuesto. Igual que he seguido Top Chef hasta ahora. MasterChef Junior serán cuatro capítulos y por lo que me han contado pinta muy bien.