Quantcast

¿Te han robado la bici? Tal vez la encuentres en una tienda de segunda mano

Siempre en el punto de mira, las tiendas de artículos de segunda mano se han convertido en el objetivo de muchos cacos no para robar, sino para vender allí los artículos que previamente han sustraído de manera ilegal.

La Policía lo sabe. Y las tiendas de segunda mano también.

Pongamos la atención en un caso real y precisemos también que es sólo un ejemplo y que hay más casos como este.

Arancha va todos los días a trabajar en bicicleta. Uno de esos días, no hace muchos, la bicicleta había desaparecido. La tenía aparcada en la calle, en un estacionamiento diseñado para la bicis que ha instalado el Ayuntamiento de Madrid para tal efecto. No estamos hablando de un lugar recóndito. Ocurrió junto al propio Ayuntamiento y a la Puerta de Alcalá.

Pero de nada sirvió. Ni eso ni las medidas de seguridad (cadena y candado) que tenía puesto el velocípedo: Se la habían robado.

Arancha denunció los hechos a la Policía Nacional y desde la comisaría los agentes no lo dudaron. Le recomendaron que se pasara por un 'Cash Converters' (aludieron directamente a esta firma) para ver si su bici estaba puesta a la venta allí.

No es un caso aislado. Los agentes suelen hacer la misma indicación para casos similares.

Y es más, recomiendan que si la víctima ve su artículo a la venta, no pase al establecimiento a ponerlo en conocimiento de los responsables de la tienda ya que no se lo van a dar y probablemente lo retiren y no pueda recuperarlo. La recomendación es que lo pongan en conocimiento de la propia Policía Nacional.

¿QUÉ DICEN DESDE LA TIENDA?

Desde Cash Converters aseguran que siguen una estricta política al adquirir los productos y que el protocolo es claro: Se registra el DNI del vendedor y se envía un informe diario a la Policía en el que aparecen los datos del vendedor y los números de serie de los productos adquiridos por el establecimiento.

Por lo tanto, según fuentes de la firma, hasta que no se comprueba la legítima procedencia de los artículos, éstos no salen a la venta.

Este protocolo y la estrecha colaboración con la Policía han servido, según afirman desde Cash Converters, una distinción de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid.

El caso de las bicicletas, especifican, es especial, y están trabajando desde hace unos meses en «establecer una colaboración junto a entidades públicas y organizaciones privadas para tratar de instaurar en nuestras tiendas un nuevo método para identificar las bicicletas e impedir la venta ilícita de bicicletas robadas».

'PIRATERÍA' A LAS PUERTAS DEL ESTABLECIMIENTO

Cerca del Paseo de Delicias en Madrid tenemos un establecimiento de segunda mano. A sus puertas nos encontramos un clima raro… gente en la entrada durante mucho tiempo…

El ambiente enrarecido es confirmado por algunos vecinos del barrio.

Se trata de 'compradores externos', como la propia Cash Converters les llama. Personas que se colocan en la puerta de la tienda para intentar 'colocar' sus productos de dudosa procedencia a los interesados en comprar algo en el establecimiento, o incluso que pretendan comprar el artículo del que se quiera deshacer el consumidor.

«Hemos presentado innumerables denuncias e incluso se han reunido firmas para solicitar a las autoridades competentes un cambio en la normativa que permita a la policía actuar con mayor efectividad», aseguran desde la compañía.