Quantcast

La Guardia Civil detiene a 68 personas y se incauta de 214 coches de alta gama robados en 16 países

Los detenidos están acusados de estafa, receptación o apropiación indebida. Entre ellos se encuentran personas que habían comprado los vehículos sustraídos y otras que actuaron como mediadores en la comercialización de los mismos.

La operación, denominada 'Plafón', ha durado ocho meses y en ella se han analizado 949 vehículos sustraídos en diferentes países europeos, se han analizado más de 600 expedientes de matriculación y se ha tomado testimonio a 728 personas, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

El 'modus operandi' consistía en trasladar a España vehículos de alta gama sustraídos en diferentes países del espacio Schengen para venderlos a un precio bastante inferior al del mercado. Una vez en nuestro país, sus compradores, con la documentación facilitada por los vendedores -en algunos casos falsa y en otro no-, se dirigían a las dependencias de Tráfico para volver a matricularlos. Algunas de las personas que compraron los vehículos ignoraban que procedían de robos, aunque otras sabían de su origen ilícito.

La peculiaridad de esta operación es que los autores de estos hechos no eran miembros de una red ni pertenecían a grupos organizados, sino personas que individualmente se dedicaban a la comisión de prácticas delictivas.

En los ocho meses que ha durado la investigación se han analizado 949 vehículos que figuran como sustraídos en Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania y Suecia.