Quantcast

El FMI podría recomendar limitar el dividendo en efectivo también en 2014

Pide vigilar que la ley de cajas no diluya su objetivo prioritario de mejorar la gobernanza tras su paso por el Parlamento

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha planteado extender al próximo año la recomendación del Banco de España a la banca española de limitar al 25% del beneficio consolidado atribuido el dividendo en efectivo, con el fin de facilitar la actividad crediticia y contribuir a consolidar la incipiente recuperación económica.

En su IV informe sobre la reforma bancaria derivada de la ayuda financiera para sanear el sector, el organismo liderado por Christine Lagarde subraya una serie de medidas para intentar garantizar la estabilidad financiera y el nivel de capital de las entidades españoles.

El pasado mes de junio, el Banco de España remitió una carta a la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) para recomendar que «en todo caso» el dividendo en efectivo que se abonara en este ejercicio no excediera del 25% del beneficio.

El FMI alaba esta recomendación y cree que sería «provechoso» extenderla al próximo año. «El fortalecimiento de los poderes del Banco de España para limitar (en lugar de simplemente hacer recomendaciones) la distribución de dividendos, con carácter microprudencial y macroprudencial, podría ser considerado», sugiere.

Dentro de las medidas para mantener los «beneficios» del programa de reestructuración, del que la troika (BCE, CE y FMI) ha proclamado una «salida limpia», el FMI propone continuar con la mejora en la supervisión de la banca y así asegurar la fortaleza y transparencia de sus balances.

«El entorno económico frágil subraya la necesidad de que los bancos españoles continúen sus esfuerzos para mantener los niveles de capital alcanzados», argumenta el FMI, que valora que la banca española supera el mínimo de capital principal del 9%.

PROVISIONAR DE FORMA ADECUADA CRÉDITOS DUDOSOS.

Para el organismo internacional, el objetivo pasaría por identificar nuevos riesgos del sector en una actuación temprana y garantizar que la banca provisiona de forma adecuada los créditos dudosos.

En este sentido, valora el análisis del supervisor español para medir la solvencia de las entidades, y que arroja que cuentan con una capacidad de absorción de pérdidas que supera en 28.600 millones de euros a los 'números rojos' esperados en el peor de los escenarios descritos hasta 2015.

Por otra parte, el FMI da la bienvenida a la reforma de cajas de ahorros, que está previsto que se apruebe a final de año, pero advierte de que será necesario vigilar que ninguna enmienda de última hora diluya significativamente las disposiciones clave de la ley. Además, insiste en que la aplicación de la Ley por parte del Banco de España en calidad de supervisor también influirá en su éxito.

MEJORA DE LA SAREB EN 2014.

El organismo analiza además la Sociedad gestora de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) y espera que su evolución mejore a lo largo de 2014, teniendo en cuenta la aceleración del objetivo de liquidar activos, el despegue de las estrategias comerciales desarrolladas a lo largo de este año y al hecho de que empieza a pagar ya sus bonos.

En este sentido, señala que el principal factor de riesgo se encuentra en la incertidumbre que se cierne sobre la evolución de los precios de los bienes inmuebles, teniendo en cuenta que la rentabilidad y los flujos de efectivo se hacen cada vez menos dependientes de la venta de las garantías.

«Esto pone de relieve la importancia de que Sareb continúe con sus esfuerzos para concebir y poner en práctica la liquidación efectiva de sus estrategias orientadas a apoyar su flujo de caja y la rentabilidad», añade.