Quantcast
jueves, 28 octubre 2021 15:35

Julio Salinas: «El Balón de Oro debe ser Cristiano Ronaldo y en Barcelona no lo entienden»

Yo diciéndole con insistencia que lo suyo tiene un mérito muy grande, tanto como puede atesorar quien ha metido goles para ganar títulos con tres equipos distintos, el Athletic de Bilbao, el Barcelona y el Deportivo de La Coruña. Que no hay futbolistas en España que puedan decir eso. Y él que no, que su trayectoria -«que sí, 'joer', que es buena, que no lo niego»-no puede compararse con la de futbolistas que triunfan hoy en 'su' Barcelona y en la Selección Española: «Es que lo han hecho éstos, los Xavi, Iniesta y compañía… Uff».

Su historia con el fútbol y los futboleros es una historia de amor ciclotímica, de apego y desapego. La medida siempre estuvo en las reacciones 'esquizofrenia' de los aficionados, fruto de una relación de amor-odio por sus actuaciones. De los goles imposibles a golpe de rodilla o de hombro, que daba igual, a los fallos que le condenaban al vía crucis semanal en los medios de comunicación. «Sí, puede ser, pero yo siempre he sido profesional, ¿eh? Que, 'joer'… lo dejaba todo en el campo y he cumplido con las misiones que me encomendaban. ¿Y sabes? Todo el mundo, todos los clubes por los que pasé ganaron dinero conmigo»

Su cruz la cogió en Boston y hasta hoy no la ha soltado jamás. Aquel gol fallado ante Italia, en el Mundial de EE.UU. aún le persigue. Y él lo sintió, lo siente aún,  por sus padres. Sobre todo por sus padres: «Joer, es que… dos personas mayores, al día siguiente, y al siguiente, todas las críticas, en radio y en televisión…» 

La charla es sincera y directa, y acusa a los políticos, pero no solo a ellos, de ser tolerantes con la cultura de la corrupción. ¿Nacionalismos, consultas soberanistas? «Mira, diálogo, comprensión, justicia. Ésa es la clave»

– ¿Cómo te va la vida?

-// La vida me va fenomenal. Siempre que vas bien de salud, mucho más… A mis 51 'tacos' más no puedes pedir, ¿no? Tengo una familia, tengo dos hijos que van creciendo. Me queda mi padre, tengo a mi hermano y a dos sobrinos increíbles. Así es que… A nivel de trabajo sigo muy metido en los medios. 

– Julio, no se enfade. ¿Por qué no se dedicó desde el principio a los medios, a la tele o al espectáculo? Lo tuyo es fascinación, ¿no?

(Silencio) Sí, sí, ja,ja,ja… Desde que dejé el fútbol ya cogí rápido un sitio en TVE en la Champions League, y después de cinco años pasé a La Sexta con el 'Tiki-Taka' de Andrés MontesLuego salí en muchos sitios, incluso en series de televisión como 'Pelotas'. Y en muchos programas, como 'Mira Quién Baila', 'Atrapa un millón', 'Pasapalabra'…He hecho muchas cosas. Y ahora, pues sigo ese camino con 'Teledeporte' y TV3, y con otros medios de la prensa escrita. Hago todos los lunes la contra de 'Mundo Deportivo'. Todo eso lo compagino con charlas y conferencias para ejecutivos a nivel de motivación, trabajo en equipo y liderazgo. Y luego está mi gran pasión y mi hobby: Vendo cava y soy coleccionista de placas de cava.

– A quien no le gustaba esa afición suya por los medios era a Johan Cruyff

– //Sí, sí. Fue por un programa de TVE. Al final el míster se lo cargó, ¿no? Era de TVE en Cataluña y se llamaba'Fantastic', en el que participábamos cinco componentes del 'dream team'. ¡Habría que saber porque no le gustaba! Estábamos encantados de participar, era entretenido y se hacía en horario de tarde, o sea, que no impedía entrenamientos, ni nada. Era un aliciente, un hobby y una distracción. Yo creo que fue una rareza del míster. Es una de las cosas que nunca me explicaron, ¿no?

– ¿Hay jugadores españoles con más títulos que usted?

// Síi, síii… ¡Xavi, Iniesta! De los actuales muchísimos… Mira yo creo que de los de ahora, cualquier jugador del Barça que esté un montón de años se va a llenar de títulos. Hay tres títulos en España, sumando la Champions… Todos, o casi todos, se los van a repartir Barcelona y Madrid cada año, con lo cual un jugador que esté en este equipo, ¡puff!

Además, mira, ahora la Champions League es más alcanzable que en nuestra época. Entonces, primero, había que ganar la Liga, que ya era complicado. Y eran eliminatorias a ida y vuelta con equipos que estaban, entonces, mucho más igualados. Ahora se lo reparten entre cinco o seis equipos europeos de mucho presupuesto. Así es que… Si estás cinco temporadas en este Barça te puedes llevar cinco Ligas, más alguna Copa y Supercopa. Así, chavales como Xavi, Iniesta etc… nos van a a superar a nosotros pues con creces, ¿no?…¡Incluso jugadores como Pinto! ¡Fíjate que palmarés! 

– Títulos y ligas con el Athletic, con el Barcelona, con el Deportivo y en el Atlético… ¡Casi!

-// Ja, ja, ja… Sí, con el Atlético estuvimos cerca de ganar una Copa del Rey, perdimos una final. Sí, títulos de Liga y de Copa con el Athletic y el Barça, Copas con el 'Depor', también… Supercopas con tres equipos. Sí, eso sí. Ahora es impensable por ejemplo, para el Athletic y el 'Depor', ganar una Liga. Para ellos y para otros porque las distancias son cada vez más grandes, ¡siderales! En nuestra época, pues bueno, ahí estuvieron las ligas de la Real, el Valencia, el Atlético…  Ahora no se puede. Eso sí que se ha perdido, ¿no? La emoción que es la esencia del deporte. Es que los demás equipos… prácticamente no entran en ese juego.

– Lo que es cierto es que Julio Salinas sirvió para jugar en el área con todos los sistemas: para tocar o para ganar espacios. Para mandar en la posesión y para jugar al contragolpe… 

-// ¡Claro, hombre! Yo he estado en muchos equipos y cada uno ha jugado de una manera. No es lo mismo jugar con el Sporting o con el Alavés, que jugabas, pues mira, para no descender, que jugar con el Athletic y el Barça que jugabas para ganar, porque te recuerdo que con aquel viejo Athletic jugabas para ganar porque había equipo para ello. Cuando juegas con los unos, casi nunca tienes la pelota y está mucho tiempo corriendo y defendiendo, ¿no? 

(Hace una pausa, larga, de las que Julio Salinas no acostumbra hacer porque es un torrente 'verborreico') 

Pero ehh… Yo… Mira, he sido un jugador que a la gente le he podido gustar o no le he podido gustar. Yo nunca entré en ese debate, pero está claro que en casi 20 años de profesional he cumplido y he sido rentable en todos los equipos en los que estuve, ¡incluso en Japón! No he tenido nunca ningún problema. Yo donde llegaba, desde el principio, siempre he jugado a un gran nivel y siempre ha ganado todo el mundo dinero conmigo. Llego al Atlético de Madrid gratis, y me marcho por 300 millones. Llego al Barça, juego a gran nivel. Voy al 'Depor' y jugué un año fenomenal, que llegué gratis y luego me traspasan por 40 millones. En el Sporting, que ya llego en pretemporada, lo mismo. En Japón y en el Alavés, igual, que casi nos metemos en UEFA estando descendidos prácticamente… He jugado con todos los entrenadores y ¡ojo! ¡Tres mundiales!

– Y solo 174 goles… Se dice que se la llevaba usted llorando, a rastras, que las metía con la espinilla, con la cadera. Que, incluso, las pegaba picudas y raras. ¿Eso era así?

– Eso de los tópicos, se dicen, ¿no? Pero tampoco es real… Siempre dijeron que metía lo difícil y fallaba las más fáciles. No. De diez ocasiones, lo normal es que falles una. Lo que pasa es que la que fallas, es la que más se ve en esas ocasiones que eran de saber estar, de aprovechar, situarte y empujarla, ¿no? Sí que es verdad que no era un jugador estilista, de cara a la galería, pues… tipo Iniesta o Laudrup que enamoran, excepcionales. Yo era un jugador efectivo y muy competitivo. A mí me gustaba ganar y allí donde fui siempre demostré mi ambición. A mí para ganarme, aunque sea al pádel, aunque sea a cualquier cosa, hay que sudar y sufrir. Siempre he tenido esa mentalidad y en todo lo que hago lo demuestro. ¡Aunque sea un programa de televisión, como en 'Mira Quién Baila'!… Puede que sea, incluso, muchas veces, demasiado osado.

– El gol del Mundial del 94, fallado con Italia, ¿pesó como una losa?

-// No , no… Sigue, sigue pesando como una losa, ¿no? Sobre todo por la familia. A mí particularmente…¡Hombre, a ver! Eeeeehhh… Estuve muy jodido. Estuve muy jodido por cómo quedó el vestuario. Aquel era un vestuario unido, y encima con lo que nos estaban dando… Y claro, que me utilizaran a mí, aquello, para darle hostias a Javi (Clemente)… Pues al final. Ves a los compañeros, una cosa que era única, que la teníamos en la mano…¡Y joder! Y… Y estás dolido y estás mal, ¿no? Pero lo peor es para la familia. Lo peor fue para mi madre. Ella y mi padre, quieras que no, pues al final… Personas mayores siempre pendientes de la radio. Diciendo aquellas cosas, aquellos comentarios, hasta las dos de la mañana escuchando todo y fastidiando a la pobre mujer. Y ahí si que sufres porque ves los resultados en ella. Esa pena… de la que no se pueden defenderse. A mí… Siempre he tenido las espaldas anchas, y yo, en fin, desde que empecé en el fútbol te acostumbras.

Quiero hacer una pausa que Salinas no rompe. Respira profundo. Creo que hay que acordarse de lo bueno y de un montón de anécdotas. Y se lo recuerdo. El 10 de mayo de 1989, acompañados de 25.000 aficionados desplazados hasta Suiza, Salinas y López Rekarte rubricaban un 2-0 ante el Sampdoria de Génova. El nuevo Barça de Cruyff levantaba la tercera Recopa de Europa.

– Cuando Salinas ficha con el Barcelona, cuando llega Cruyff y toma decisiones sorprendentes, y a ti, como en Valladolid, te pone en un extremo. ¿Se caga uno de miedo?

– Bueno, a ver. Vamos a ver… Es verdad que muchas veces se ha dicho que me ponía a jugar de extremo. Yo nunca he jugado de extremo. Nunca. Es verdad que en algún partido, como ése de Valladolid u otros, he salido desde la banda. No fueron muchos. Pero una cosa es que empiece en la banda y otra que , al final, mi inercia busca siempre el centro del ataque. Fueron siempre partidos contados con los dedos de una mano. Luego siempre casi sin quererlo pues acabas de ariete.

– En su historial se cruza con jugadores extraordinarios…

-// Sí claro. A mí el que más me ha gustado de los jugadores a los que me enfrenté fue, sin lugar a dudas, Maradona. Creo que es el mejor jugador que yo he visto. Ya, históricamente, podemos entrar en discusión si Di Stéfano, Pelé y ésos, pero para mí, Maradona es el más grande porque no he visto a nadie hacer lo que éste hacía. Eran otros tiempos y no de puede comprar ni con Messi, ni con Cristiano. Antes era mucho más difícil jugar, por todo lo que te condicionaba. Había más dureza, y fuera de casa, por ejemplo, te pegaban por todos lados. Ahora se protege mucho más al futbolista. Y las cosas han cambiado.

Luego, de los que he compartido vestuario, el mejor era Romario. Solo estuvo un año, pero joer… Lo que hacía el 'pequeño' era increíble.

– Y usted es un futbolista con dos 'padres', entiéndame…

-// Sí, sí… ¡Hombre, he tenido muchos entrenadores y, algunos, muy buenos! A todos les tengo que agradecer algo. Si me dices 'con quién te quedas'… Te contestaría que con dos. Uno es mi padre y amigo, por decirlo así, que es Javi Clemente, que me hizo debutar en 2ªB, en Segunda, que me llevó a la Selección y que siempre apostó por mí, desde que era juvenil. Quizá fue mi mentor y…. y….un poco el que diseñó mi forma de jugar, ¿no? Y luego, claro, Cruyff. Que para mí ha sido el mejor. Innovó el fútbol, vino con cosas nuevas, con formas de entrenar diferentes a las que estábamos acostumbrados, que siempre era correr. Él, por ejemplo, introdujo mucho más balón.

En fin… Clemente quizá no llegó nunca como entrenador a los niveles que tenía Johan, pero inculcaba unos valores que para el futbolista eran extraordinarios. Es que Javi, con el futbolista iba a muerte.

 Sigues siendo socio del Athletic de Bilbao, pero ¿con qué equipo te identificas con los vizcaínos o con el Barça? 

-// Sigo siendo socio del Athletic, claro. No, pero aquí tengo un problema porque en Bilbao me dicen que soy catalán. Cuando voy para allí me dicen que soy anti-Athletic. Y en Barcelona, bueno, yo creo que allí me respetan más en este aspecto. Ellos saben que yo soy del Athletic, pero les da igual. Yo creo que en Bilbao la gente está conmigo de uñas y dientes. ¡Y eso que yo he dicho allí muchas veces que soy culé y del Athetic, o al revés! Eso es como si me preguntas por mi madre o por mi padre, no me hagas decidir a quién quiero más. ¡Les quiero a los dos!

Ahora, claro, si me hubieras preguntado esto mismo cuando jugaron la final de Copa del Rey (Celebrada el 25 de mayo de 2012 y ganada 0-3 por el Barcelona), y me dices, 'Julio, ¿quién quieres que gane?' Claro, yo entonces quería que ganase el Athletic, ¿no? Que le hacia más falta, porque, al final, el Barça tiene más títulos, pero yo soy de los dos equipos. De Bilbao es mi infancia, mis amigos, mis comienzos. Pero también soy catalán. Mi mujer es catalana, mis hijos lo son. Cataluña me ha dado el trabajo, y llevo ya aquí viviendo 20 años. Y allí he pasado los mejores de mi carrera. Me lo da todo y me lo sigue dando, con lo cual yo no puedo renunciar a Cataluña. El problema es que la gente en Bilbao, cuando haces un comentario sobre el Athletic que no es puramente positivo, pues les sienta mal…

– Entonces, el Balón de Oro se lo tendrán que dar a Messi, ¿no?

-// Yo, mira, escribes en Twitter y yo, para mí… para mí, el Balón de Oro se lo tendrían que dar a Ronaldo (Cristiano). Porque yo creo que ha sido el mejor de 2013. Sinceramente. Muy por encima de Messi, que sigue siendo el mejor jugador del mundo. Pero eso no quiere decir que este año no haya estado por debajo de Ronaldo. Pero claro, dices esto y seguro que te sale alguno y te dice '¿pero qué pasa, tú no eres culé?'… Pero vamos a ver, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

– Pero no será Barcelona o Cataluña el único sitio donde le han tratado bien, ¿no?

-// Noooo, ni mucho menos. Me han tratado bien en todos los sitios. ¡Hombre! El sitio en el que mejor me han tratado, en el que más a gusto he estado fue Gijón y el Sporting, ¿no? Sin lugar a dudas fue la ciudad que mejor me acogió. Y eso que fui ya con muchos años.

– ¿Y aquel impulso? ¿Aquello que dijo en su día de que le hubiera gustado jugar en el Real Madrid?

-// Noooo…. Vamos a ver. Yo cuando era del Athletic…Uff… Y cuando era niño está claro que toda mi ilusión era jugar en el Athletic de Bilbao con mi hermano, que lo conseguí, y luego jugar en la Selección española, que también lo conseguí. A partir de ahí, para cualquiera, profesionalmente, siempre quieres llegar lo más lejos posible. Y en aquel momento, pues no te voy a decir en el mundo, porque puedes incluir al Manchester United y algunos más, ¿no? Pero el Barça y el Madrid están a la altura de cualquiera de éstos y claro que me hubiera gustado jugar en cualquiera de ellos. Fui al Barça y me fue genial, muy bien. Si llega a ser al Real Madrid, pues encantado también porque, 'joer', los dos están a la par

– ¿Era para usted Inglaterra la tierra prometida?

// La Premier es una liga que a todo jugador le gustaría probar. A mí me hubiera encantado, encima por aprender idiomas, conocer otra cultura. Y los estadios, con ese espectáculo. Lo que no me hubiese gustado mucho es el clima. Ahí se ve poco el sol y llueve demasiado ja, ja, ja… Yo soy de clima mediterráneo y me gusta mucho el sol. Te diré que a mí, en serio, me gusta viajar, conocer ciudades y en Japón, donde jugué (Yokohama Marinos) estuve muy bien. Me parece un país maravilloso. La gente, digo siempre, estamos demasiado con los nuestro en vez de estar abierto a otras culturas y experiencias. Esa es la suerte del futbolistas que puede vivir esas cosas que te da el deporte.

Mira, yo que soy de un barrio obrero de Bilbao, y de una familia humilde. El fútbol me ha proporcionado la fortuna de poder viajar y conocer muchos sitios, lugares y personas distintas.

(Julio Salinas se muestra locuaz, hablador, sincero. Parece que está a gusto. Y lo aprovechamos para saber más de él. Cosas sobre el otro Julio, con sus opiniones, sus influencias y opiniones al margen del fútbol)

– A bocajarro: ¿Y qué hacemos con la consulta soberanista?

-// Yo creo que este es un tema en el que la gente se obceca. Cuando se sientan las partes en una mesa a razonar… Y se ponen encima los datos, las cifras, siempre se puede llegar a un acuerdo. Lo que no se puede decir es siempre, continuamente: 'no, no, no y no'. Yo creo que en esta vida siempre hay que ser justo. Cuando las partes son justas, se llega a acuerdos. Yo creo que los catalanes lo único que piden es justicia. Hay razonamientos, y hay datos y hay cifras. Y a partir de ahí todo se puede arreglar, ¿no?

– ¿Es cuestión de dinero, entonces?

– // No, vamos a ver. Es cuestión de justicia. No es más… Es … Es como cualquier cosa de la vida. Si tú y yo tenemos unas diferencias y nos sentamos en una mesa y repasamos cuáles son nuestras diferencias con datos objetivos y sin mentiras, probablemente llegaremos a un acuerdo. Si te cierras en banda, pues eso, las partes se van distanciando, nos quejamos y, al final, ya ni hablamos. Y un paso más ya es el odio. Y después, claro, ya entramos en una lucha entre unos y otros… Y ese distanciamiento y ese odio va a más.Y llega el extremismo. Está claro que sí… Que es un problema de dinero, y de esa justicia que yo te comentaba antes.

Lo que se dice aquí, con datos es que Cataluña está pagando demasiado, ¿no? Lo único que te puedo decir e que yo, que vivo aquí, la situación es insostenible por lo que se paga, una millonada. El doble o el triple. Los impuestos aquí son terribles. Llega un momento que es el peaje, que es el agua, que son las tasas. Es que es el IBI, es que esto… Es una cuestión de financiación. ¿Por qué no puede ser como la vasca, por ponerte un ejemplo?  Bueno, pero se puede llegar a acuerdos, de lo que es la justicia. Lo que te puedo asegurar es que los catalanes son solidarios… Lo que pasa es que claro, si gano 10, la solidaridad no puede llegar a darte a ti 9, si a mí no me llega con uno.  Todo tiene solución en una mesa y llegando a soluciones lógicas. No es de justicia que en muchos sitios se insulte a los catalanes: 'por que éstos catalanes de mierda, qué es lo que se creen…'. Y llega el boicot a los productos catalanes.Y, desde aquí, la respuesta también, igual, radical, 'independencia, no sé qué'… A mí me duele. En esta vida, tanto la política como la religión es lo que nos lleva a los enfrentamientos. Lo que la gente quiere, como los vascos, es vivir en paz y vivir lo mejor posible. Y ya está.

– ¿España se va a pique o no? ¿Qué piensas de los recortes?

-// Mi opinión es la de todos, ¿no? Creo que se han hecho las cosas muy mal en este país. En el que todoooo… todooo el mundo parece bastante corrupto, al menos, lo parece… Y que sí, ¿eh? Yo creo que es uno de los principales problemas de este país. Es que parece que todo el mundo abusa de este asunto con el que hemos tenido bastante manga ancha. A partir de ahí vienen los recortes que son pan para hoy y hambre para mañana. Para eso está la clase política que, la verdad, deja mucho que desear. Así es que…