Quantcast

Expertos británicos sugieren gravar los refrescos un 20%

Las políticas de concienciación son un fracaso. Es lo que piensan expertos en nutrición de las universidades de Oxford y Reading, que sugieren gravar las bebidas azucaradas con un impuesto del 20% sobre su valor. Según ellos esta medida reduciría en un 1,3% el número de personas que padece obesidad y un 0,9% las que sufren sobrepeso.

Cuando se habla de los problemas de sobrepeso, los expertos ponen el acento en el consumo de azúcar refinado. Muy concretamente, en la alta ingesta de bebidas azucaradas. Son muchas las políticas de concienciación y pocos los éxitos conseguidos. Por eso, los expertos apuntan que lo mejor es atacar al bolsillo.

Los investigadores han calculado que la medida generaría una recaudación de 275 millones de libras -326 millones de euros-, dinero que, sugieren, podría dedicarse a financiar la sanidad en Gran Bretaña, a subvencionar los alimentos saludables y otras acciones relacionadas con la mejora de la salud.

Si bien reconocen que esto no constituiría la solución definitiva a los problemas de obesidad y sobrepeso -dadas las cifras- sí señalan que actuaría de forma eficaz en los jóvenes, el grupo de consumidores más vulnerable. Los expertos señalan a personas de entre 16 y 29 años como los mayores beneficiarios de una medida que ya ha generado polémica en diversos foros.