Quantcast

'flashmob' en 30 ciudades españolas por los derechos de las personas sin hogar

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Cientos de personas de más de 30 ciudades de España se han reunido este jueves para realizar un 'flashmob', es decir, una acción organizada en la que un grupo de personas se encuentra en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente, para reivindicar los derechos de las personas sin hogar.

El 'flashmob' ha tenido lugar con motivo de la celebración este jueves del Día de las Personas sin Hogar 2013, una jornada convocada por la Federación de Asociaciones de Centros para Integración y Ayuda a Marginados, la Federación de Entidades de Apoyo a las Personas Sin Hogar y Cáritas Española.

En Madrid, el acto ha tenido lugar a las 12,00 horas en la plaza del Museo del Prado donde se han congregado «multitud de participantes», según indican los organizadores.

Los participantes, vestidos de negro y con máscaras blancas y pintadas han querido poner de manifiesto «la delicada situación que las personas sin hogar están viviendo cada día» y «la falta de acceso a los derechos fundamentales».

Así, a lo largo del 'flashmob' se han ido destapando los mensajes de sensibilización de la campaña: 'Todos somos ciudadanos', 'Todos somos responsables', 'Nadie sin hogar', 'Nadie Sin Salud' o 'Somos parte de la sociedad'.

La campaña, bajo el lema 'Nadie sin salud. Nadie sin hogar', se enmarca en la iniciativa europea 'Nadie sin hogar' que busca erradicar el 'sinhogarismo' en el año 2015, y pretende, un año más, defender los derechos de las personas sin hogar y concretamente, reclamar un derecho a la salud equitativo.

Con motivo de esta celebración, la presidenta de FEPSH, Julia Almansa, la presidenta de FACIAM, Rosalía Portela, y la responsable nacional del programa de personas sin hogar de Cáritas Española, Sonia Olea, han expuesto las principales líneas de la campaña de este año.

Las entidades implicadas recuerdan que «la equidad obliga al Estado a garantizar la universalidad, gratuidad y el acceso de este derecho a todos los ciudadanos, especialmente, a los más desfavorecidos» y que «los problemas de salud pueden ser tanto causa de la exclusión social como efecto de la misma».

Según apuntan, las personas sin hogar ven reducida su esperanza media de vida en 20 años respecto al resto de la población. Concretamente, señalan que en Madrid, un 63% de las personas encuestadas por la red de atención en centros públicos y privados, tiene problemas de salud; un 36%, enfermedades crónicas y un 27% enfermedades transitorias.