Quantcast

Camacho arropa a Albiol y lamenta la «utilización» política de los panfletos

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

La líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, ha lamentado que el proceso judicial por el reparto de los panfletos electorales en 2010 que supuestamente vinculaban delincuencia con los gitanos rumanos de Badalona «se haya utilizado e impulsado» por parte de algunas formaciones políticas.

En declaraciones a los medios después de acompañar al alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP) –con quien había repartido los dípticos–, en la sala donde ha sido juzgado por un presunto delito de provocación al odio y discriminación, Camacho ha justificado que el objetivo del 'popular' siempre ha sido «trabajar por garantizar la convivencia de los vecinos».

«Ha habido declaraciones de otros políticos y no ha pasado nada, con responsables del PP sí. El tiempo pone a cada uno en su sitio», ha añadido la líder del PP catalán.

También a la salida de la sala, García Albiol ha asegurado a los periodistas que está «muy satisfecho» por cómo ha ido el juicio, y ha reiterado que lo único que pretendía con los folletos y las declaraciones posteriores a los medios era poner sobre la mesa los «problemas de incivisimo e inseguridad en algunos barrios de Badalona en 2010».

Camacho y Albiol han abandonado la Ciudad de la Justicia arropados por un centenar de vecinos de Badalona, en su mayoría jubilados, que han entonado cánticos de halago al alcalde como 'tú si que vales'.

CONCLUSIONES DEL JUICIO

Al utilizar su último turno de palabra al final del juicio, el alcalde se ha reivindicado «como una persona que trabaja para los desfavorecidos» y ha añadido que trabaja para que cualquier persona que llegue a Badalona se sienta cómoda, ha dicho.

Durante el juicio, en sus conclusiones, la acusación popular de SOS Racisme que representa el abogado Óscar Vicario ha dicho al juez que «los derechos de libertad de expresión no son ilimitados» y ha insistido en sus acusaciones contra Albiol.

Por su parte, el abogado del alcalde, Cristóbal Martell, ha pedido su libre absolución y ha asegurado que Albiol fue víctima «de un tsunami informativo», pero que lo único que había pedido es más firmeza en la aplicación de la Ley.

«No dicen que delinquen porque son gitanos rumanos. Dice que delinquen y que son gitanos rumanos», ha asegurado Martell, que ha recordado que Albiol ya reconoció su torpeza al utilizar ciertas expresiones.