Quantcast

La Fiscalía investigará las cuchillas en la valla de Melilla

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha dado instrucciones para abrir una investigación sobre las cuchillas colocadas en la valla de alambre de Melilla, con el objetivo de dificultar el paso de los inmigrantes, al considerar que no se trata de «un proceder ajustado a Derecho» y por cuestión de «estricta humanidad«.

«He dado instrucciones para abrir una investigación porque no es un proceder ajustado a Derecho y por cuestiones de estricta humanidad», ha afirmado Torres-Dulce, en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados donde ha presentado la Memoria anual de su departamento.

El máximo responsable del Ministerio Público ha respondido así al ser preguntado por el diputado de ERC Joan Tardá sobre su postura ante la «vergüenza» que supone, a su juicio, la colocación de cuchillas en la verja de Melilla.

INICIATIVA DEL PSOE

Entretanto, el PSOE ha retado a los diputados del PP a rechazar en el Congreso el plan del Ministerio del Interior de colocar cuchillas en las vallas de la frontera entre Marruecos y Melilla, dando su apoyo a la propuesta que en este sentido defenderán los socialistas en el Pleno de la Cámara de este miércoles, que se votará al día siguiente.

Según ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, su partido ha presentado una autoenmienda a la moción sobre política migratoria que llevarán al Pleno, en la que solicitan al Gobierno que renuncie a la colocación de concertinas.

Esa moción es consecuencia de la interpelación que el PSOE dirigió al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, hace tres semanas, cuando aún no se conocía la intención del ministerio de colocar las cuchillas en la frontera. Por eso, el PSOE ha registrado una autoenmienda para forzar una votación al respecto.

PREOCUPACIÓN EN CÁRITAS

Asimismo, los miembros de la Comisión Permanente de Cáritas Española han mostrado su preocupación ante la decisión del Gobierno español de reforzar la triple valla fronteriza que separa Melilla de Marruecos con una malla que, en su zona superior, estará rematada por un alambre de cuchillas ya que, a su juicio, esta medida provocará «más sufrimiento y dolor».

En su reunión ordinaria celebrada el pasado 15 de noviembre, los miembros de la Comisión han recordado que este material ya fue retirado en 2007 ante las graves heridas causadas a las personas que intentaban atravesarla para acceder al territorio nacional, por lo que, en un comunicado, han dejado constancia de su decisión de «no permanecer impasibles y silenciosos» ante esta medida.