Quantcast

Camps deberá declarar en presencia de secretaria judicial y en despacho oficial

PALMA DE MALLORCA, 19 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha dictado una providencia en la que apercibe al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps de que, cuando sea citado a declarar como testigo y por escrito en el marco del caso Nóos, lo haga en presencia de secretaria judicial para que no sea «influenciado por terceras personas», e «inexcusablemente» en un despacho de carácter judicial.

En la resolución que ha dictado este martes, el magistrado asevera que, habida cuenta de la «falta de regulación normativa» que deben concurrir en una toma de declaración por escrito, recalca que, en cualquier caso, «sí es obligada» la asistencia de la secretaria judicial «para dar fe de las preguntas que se formulan, de la fehaciencia del escrito que las contesta» y de que el testigo «no podrá comunicarse ni recibir asesoramiento de terceras personas».

Tal y como el juez advierte en la providencia, la declaración deberá realizarse en el despacho del que disponga Camps en la sede de les Cortes Valencianas o en otro oficial que tenga a su disposición, mientras que eventualmente podrá estar presente «una persona no profesional del derecho» que a instancias de la secretaria judicial del Juzgado del que Castro es titular «transcriba las respuestas que dé el testigo si éste no quisiera hacerlo por él mismo, pero vetándose cualquier otra intervención».

En concreto, aún no ha sido fijada nueva fecha para la comparecencia del exalto cargo valenciano, quien este domingo no pudo ser localizado para ser interrogado por escrito. El testigo deberá aclarar su participación en las negociaciones previas a la organización de los Valencia Summit -por los que el Instituto Nóos percibió alrededor de 3,6 millones de euros públicos-, así como en relación al convenio firmado por 382.203 euros para que la ciudad de Valencia fuera sede de unos Juegos Europeos que nunca llegarían a celebrarse.

Fuentes judiciales confirmaron a Europa Press cómo la Policía Judicial se personó en varias ocasiones durante este fin de semana en el domicilio del expresidente valenciano e intentó comunicarse vía telefónica con él, tal y como consta en varios de sus oficios, a pesar de que Camps asegura que ha pasado los dos días en su casa «haciendo vida normal» sin que nadie haya acudido a citarle.

Según han señalado las mismas fuentes, los efectivos de la Policía Judicial acudieron a su vivienda para notificarle esta decisión y no a la sede del Consell Jurídic Consultiu, dirección que puso como domicilio a efecto de notificaciones la sede del Consell Consultiu, del que es miembro.