Quantcast

Belén Esteban, a punto de morir: «En la ambulancia iba muerta. Me tuvieron que reanimar tres veces»

Ayer conocíamos la noticia en el «Programa de Ana Rosa». Belén Esteban había sufrido una fuerte subida de azúcar. Unos datos que no estaban del todo confirmados hasta que fue la misma protagonista la que entró en su programa, Sálvame, para explicar lo sucedido.

Después de participar en el programa 'Abre los ojos' donde habló de su nueva faceta de escritora en su libro autobiográfico 'Ambiciones y reflexiones', la colaboradora volvió a su casa, adormilada, cogió por error un bote de insulina equivocado: «En vez de coger la insulina que me tocaba, cogí la rápida, y me metí 30 unidades, que eso es una bestialidad». Después de cometer este fatídico error, Belén se durmió. Fue al bajar las escaleras cuando Andrea escuchó un golpe: «bajó corriendo y me vio tirada en el suelo».

Andreita actuó muy rápidamente, salvando la vida de su madre. Llamó a unos amigos que viven cerca de ellas, estos pidieron socorro al servicio de emergencias que atendió a la «princesa del pueblo». Belén fue trasladada al ambulatorio de Paracuellos del Jarama pero al no ser capaces de subirle el azúcar decidieron llevarla al Hospital Santa Sofía, en Alcobendas. Durante el trayecto en la ambulancia se vivieron momentos dramáticos: «En la ambulancia iba muerta. Me tuvieron que reanimar más de tres veces».

Una vez que la colaboradora pudo recuperarse, le contaron todo lo sucedido ya que ella no recordaba algunas partes. «Fue culpa mía. Los botes son muy parecidos de color, y me equivoqué de bote» afirmó Belén en Sálvame. Hasta que no estuvo recuperada del todo no quiso llamar al resto de su familia, para evitarles el disgusto. Un disgusto que sí se llevó su hija Andreita que tuvo que ver a su madre tirada en el suelo pero que solo se ha quedado en un susto.