Quantcast

Alonso, subcampeón en otra exhibición del 'recordman' Vettel

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso (Ferrari) se ha proclamado este domingo, en el Gran Premio de Estados Unidos, subcampeón del mundo de Fórmula 1 al concluir quinto una carrera en la que el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ha logrado la victoria y con ella el récord de triunfos consecutivos en una misma temporada, que ha establecido en ocho por el momento.

Alonso ya era subcampeón del mundo virtualmente, pero este domingo lo corroboró de manera matemática. Finalizó la carrera quinto, tras superar en 'boxes' a Sergio Pérez (McLaren) y en la pista a Niko Hulkenberg (Sauber), justo por detrás de su único rival por el subcampeonato, el británico Lewis Hamilton (Mercedes).

El español debía sumar 8 puntos en los dos últimos Grandes Premios para lograr esa segunda posición, y ello siempre que Hamilton ganase en Texas y en Interlagos, última cita en siete días. Las posibilidades de victoria del británico son a día de hoy una utopía –como las de cualquier otro piloto que no sea Vettel–, por lo que Alonso apenas celebró algo que ya daba por hecho.

No está siendo una temporada fácil para el asturiano, que ha tenido problemas con su escudería, con los neumáticos y con la evolución –nula por momentos– de su coche. A pesar de ello el piloto de Ferrari ha logrado una meritoria segunda posición en la clasificación del mundial y su equipo luchará en Brasil contra Mercedes y Lotus por el subcampeonato de escuderías, aunque los italianos lo tienen muy complicado.

Todo lo que sea una segunda posición en esta temporada 2013 en la Fórmula 1 debe ser visto como un logro absoluto. Porque por muy bien que lo haga una escudería o un piloto siempre va a estar por detrás de Red Bull y de Sebastian Vettel. El campeón del mundo 2013 lleva pilotando sin un solo error ocho Gran Premios. Hace ya muchas pruebas que solo corre contra él, hace la 'pole' y no abandona la primera posición en toda la carrera, su único reto es buscar la vuelta rápida, algo que logró este domingo (1:39.856).

Uno de los pocos circuitos del mundial que le quedaban por conquistar a Vettel era Austin. Solo se había corrido una vez en Texas –el año pasado– y la victoria fue para Hamilton. Este domingo el cuatro veces campeón del mundo 'acabó' con otro circuito y son muy pocos los que se le resisten.

Tras el alemán entraron Romain Grosjean (Lotus) a más de seis segundos y el australiano Mark Webber (Red Bull). La carrera de Grosjean fue más que meritoria y permite a su escudería estar en la lucha por esa segunda posición de constructores.

Esta octava victoria consecutiva de Vettel se trata del récord de victorias seguidas en un mismo campeonato de Fórmula 1. Ahora el objetivo del piloto de Red Bull es hacerse con la victoria en Interlagos e igualar así dos nuevos récords. Por un lado las trece victorias en una temporada de Michael Schumacher y por otro las nueve seguidas –en su caso en dos temporadas– del italiano Alberto Ascari. Y la verdad, parece poco probable que no lo logre.