Quantcast

Trucos para comer alimentos de fast food y no engordar

Los restaurantes fast food hacen parte de nuestra día a día; sin darte cuenta ya estas abriendo la puerta del Mc Donald's más cercano para pedirte un menú XXL después de una tarde estresante. Cuando tu contestas (Quiero Coca-Cola, patatas grandes, salsa barbacoa y una de alitas, por favor) las preguntas de la cajera antes de que ella te pregunte, te das cuenta que es momento de mejorar tu alimentación.

Es entonces que dejas de bajar a tomar un café con tus colegas de trabajo, cancelas la cena romántica con tu pareja y no acude a la quedada en la pizzería con tus amigos. La culpa por no estar presente en las situaciones sociales que hacen parte de tu vida aumenta y es entonces que empiezan las “escapadas”. La consecuencia de ellas es que, cuando menos esperas, la dieta y los cuidados con tu alimentación son los menos prioritarios en tu vida.

Si te identificas con esa historia y no sabes cómo terminarla con final feliz, no te preocupes; es posible sí comer en restaurantes de fast food, mantener hábitos de alimentación saludables y seguir tu dieta, incluso para adelgazar.

Conoce, a continuación algunos trucos geniales que pueden ser colocados en prácticas en cafeterías, cadenas de fast food y pizzerías que te ayudan a cortar calorías y optar por opciones más saludables:

En el restaurante: en muchos establecimientos, casi todos, es posible encontrar opciones saludables. Ensaladas con carnes/aves/pescados a la plancha. Huya de patatas fritas, nuggets, empanados, crispy y demás. Los acompañamientos deben ser siempre de las menores raciones posibles.
De postre, evite tartas, nata, helados, pastelitos. Lo mejor es una buena ensalada de frutas o yogur con frutas.

Pizzería: prefiera rellenos magros, con verduras y vegetales: berenjena, champiñones, tomate natural, brócoli, espinacas, etc. Evite quesos, chorizo, bacon y prefiere la masa fina sin borde relleno.

¿Para beber? La mejor opción es el zumo natural, pero como es difícil encontrar esa opción en la mayoría de los sitios, lo mejor es preferir agua. Si no resistes a la tentación de una bebida alcohólica, prefiere una copa de vino tinto.

En la cafetería: olvídate los croissants, empanadas, mil hojas, napolitanas y demás. Prefiera opciones asadas o media barrita de pan con tomate. Tome un café expreso con edulcorante.