Quantcast

Sanchís insiste en que no ayudó a Bárcenas a blanquear dinero y dice que las sospechas de Ruz son infundadas

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El extesorero de Alianza Popular (PP) Ángel Sanchís ha vuelto a insistir este miércoles en que no ayudó al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas a blanquear capitales y ha asegurado que las «sospechas» del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz son «infundadas».

Así se ha expresado Ángel Sanchís en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, después de que el juez Ruz, que instruye el 'caso Bárcenas', decidiera el lunes imponerle una fianza civil de ocho millones de euros, al considerarle colaborador de Bárcenas en la trama de blanqueo de dinero que investiga el alto tribunal.

«Yo le presto dinero a Bárcenas», ha indicado Sanchís, al tiempo que ha añadido que si se hace una lectura del sumario del caso se «encontrará que es mentira que el señor Bárcenas haya robado 48 millones de euros». «Es mentira. Tampoco que él tenga que demostrar de dónde han salido los 48 millones, porque no es verdad que hayan existido», ha remachado.

Asimismo, ha asegurado que «todo el mundo sabe que en Bolsa ni se gana ni se pierde hasta que no se vende» y ha comentado que esos 48 millones de euros fueron «una posición bancaria que, efectivamente, él (Bárcenas) tuvo en el año 2007, pero que anteriormente era mucho más baja y posteriormente también».

«Yo no es que he sido amigo de Luis Bárcenas. Yo continúo siendo amigo de Luis Bárcenas porque yo a mis amigos no los abandono en la adversidad», ha señalado Sanchís, para después aclarar que ello «no significa» que esté de acuerdo «con las cosas que hagan o no hagan o dejen de hacer» sus amigos porque él no es «ni el juez ni el fiscal». «Sí que tengo en mi código ético no abandonarles cuando están en sus problemas», ha subrayado.

Finalmente, el extesorero de Alianza Popular ha recordado que él no es «el abogado del señor Bárcenas» y que no tiene «por qué defenderle de nada», pues no tiene «más datos» sobre él y además ha zanjado que Bárcenas «tiene sus buenos abogados».