Quantcast

Urquijo trasladará a la Fiscalía de la Audiencia un «recibimiento» a un etarra

Considera que es «un acto de enaltecimiento a un terrorista y de humillación a las víctimas

BILBAO, 26 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, pondrá en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Nacional (AN) que el miembro de ETA Juan Manuel Píriz ha sido objeto este sábado de «un acto de recibimiento» en el aeropuerto de Bilbao, al entender que supone «un acto de enaltecimiento a un terrorista y de humillación a las víctimas».

Píriz fue puesto en libertad este viernes después de que el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordara su excarcelación tras la derogación de la Doctrina Parot por parte del Tribunal de Estrasburgo.

En declaraciones a Europa Press, Urquijo ha explicado que Juan Manuel Píriz ha llegado a las doce y media del mediodía en un vuelo procedente de Málaga al aeropuerto de Loiu, donde le ha recibido un grupo de entre 30 y 40 personas entre los que se encontraba, según ha indicado, el histórico dirigente de la izquierda abertzale Tasio Erkizia. El delegado ha detallado que el grupo portaba dos pancartas con «los logos de Gestoras Pro Amnistía y Etxerat».

El responsable de la Delegación de Gobierno ha anunciado que se trasladarán estos hechos de forma «inmediata» al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional porque «entendemos que es claramente un acto de recibimiento y de bienvenida y, por lo tanto, un acto de enaltecimiento de un terrorista y un acto de humillación y menosprecio a las víctimas del terrorismo».

«NI MEDIO ACTO»

Urquijo ha advertido de que el Gobierno no va a «tolerar ni medio acto de homenaje ni medio acto de enaltecimiento a ningún terrorista porque, además, así lo dice» tanto la legislación vasca como la estatal.

Por ello, ha añadido, se dará «traslado inmediato» de estos hechos a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que, «si estima que se ha cometido un delito, puedan derivarse las consecuencias que tengan que derivarse por el incumplimiento de la ley».

Según ha indicado, «aunque a nosotros desde el punto de vista político nos parece que se está incumpliendo la ley, tendrá que ser el fiscal el que vea si, en defensa de la legalidad, hay razones para adoptar alguna determinación en relación tanto a la persona que ha sido recibida y homenajeada, como a quienes han sido los promotores de ese acto de enaltecimiento o las asociaciones que han podido estar vinculadas al mismo».