Quantcast

UGT-A asegura que ha devuelto de 'motu proprio' el dinero de las facturas

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El sindicato UGT-A ha asegurado que la Junta de Andalucía «en ningún momento nos ha reclamado ninguna factura», sino que es el sindicato «'motu proprio' el que devuelve las cantidades que no nos corresponden».

En una nota, el sindicato ha indicado que en la intervención que tuvo el secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, en su entrevista televisiva en '8 TV', «en ningún momento aseguró que fuera esa cifra exacta de un millón de euros».

Por ello, UGT-A pide a los partidos políticos que «realicen esta pregunta en sede parlamentaria», para que «la Junta de Andalucía explique las cantidades que tanto nuestro sindicato, como el conjunto de organizaciones e instituciones que desarrollan programas públicos de la Junta de Andalucía, reingresamos, con objeto de que la ciudadanía tenga conocimiento de ello y pueda comprobar con la transparencia con la que UGT-A trabaja y así, evitar especulaciones».

DEVOLUCIÓN «ORDINARIA»

El sindicato ha recordado que el reintegro de ayudas y subvenciones de la Junta de Andalucía «entra dentro de nuestra gestión diaria, se hace de forma ordinaria y en ningún caso ha sido motivada por facturas indebidamente cobradas». Además, considera que «es la tónica normal de cualquier organización que tenga conveniado cualquier programa público con la Junta de Andalucía».

«UGT-A devuelve, como todos los organismos que gestionan este tipo de subvenciones públicas, las cantidades que son fruto de partidas no ejecutadas por retrasos administrativos en la concesión de estos fondos, o en algunos casos, porque el dinero que hemos utilizado y justificado es menor que la cuantía que se nos ha concedido, por lo que procedemos a devolverlo al Gobierno andaluz, ya que es dinero público que no hemos gastado y no nos pertenece», ha explicado la central sindical.

Ha agregado que «de la misma manera que nosotros reintegramos esas partidas, dentro del procedimiento ordinario, UGT-A reclama a la Administración pública el pago de cantidades pendientes que se nos adeudan, que en la mayoría de los casos es bastante superior que las que nosotros tenemos que reintegrar».