Quantcast

Chacón reivindica una «nueva tripulación» en el PSOE y Gómez, primarias en febrero

La ex ministra de Defensa y excandidata a liderar el PSOE, Carme Chacón, ha recorrido «7.000 kilómetros» desde Miami -donde da clase desde que dejara su acta de diputada el pasado agosto- para reivindicarse en Madrid como socialista y como catalana. Chacón ha reaparecido esta mañana en Madrid para presentar en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía al líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. En ese foro, dos de las voces críticas con el aparato socialista se han aliado para hablar de la necesidad de renovar el PSOE y lo han hecho a sólo dos semanas de que el partido celebre su Conferencia Política.

Los movimientos en el PSOE nunca son casuales y esta mañana se ha abierto la veda. Chacón y Gómez han lanzado sus consignas de forma independiente pero, a la vez, han dejado claro que suman fuerzas. Chacón no ha dudado en criticar a «quienes creen que simplemente estamos atravesando una zona de turbulencias y que los problemas se superarán con el pago del tiempo». Ha ido más allá. «El avión tiene problemas de motor y de fuselaje. Necesita una nueva tripulación de refresco que hable otro lenguaje. Hay que arrinconar el lenguaje del odio y del miedo y movilizar emociones», ha reclamado la socialista.

Sin descubrir sus cartas sobre si se presentara o no a las primarias, Chacón sí ha lanzado un guante al líder del PSM: «Tomás formará parte de esa nueva generación que va a enderezar el rumbo». Gómez lo ha recogido a su manera. ¿Cómo? Fijando por primera vez en el calendario una posible fecha para la celebración de las primarias socialistas ante la atenta mirada -que no sorpresa- de su compañera de filas: «Antes de las europeas de mayo, en febrero de 2014 sería una fecha oportuna para celebrar las primarias».

Gómez, que tampoco ha querido desvelar si se presentará a las primarias socialistas ni si respaldará a Chacón si lo hace, sí ha insistido en que el calendario definitivo debería salir de la Conferencia Política que se celebra entre el 8 y el 10 de noviembre para empezar a debatirse sobre «quién va a ser y no sobre quién no va a ser». Ha habido más dardos directos al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Chacón ha cuestionado su liderazgo al insistir en que hay «épocas en las que la mejor forma de decir es hacer».

LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA NO ES POSIBLE

Además, Chacón no ha desaprovechado su oportunidad para reivindicar su papel como socialista catalana coincidiendo con la jornada en la que Rubalcaba y el líder del PSC, Pere Navarro, van a trasladar al presidente de la Generalitat, Artur Mas, su propuesta federal.

Chacón ha asegurado que «la independencia de Cataluña no es posible ni deseable» porque conllevará importantes perjuicios económicos y sociales. La exministra ha llamado a solucionar la «espiral de enemistad» que ha llevado a esta situación que ha tildado de «infantil y falaz». Para ella «la historia de Cataluña y España no es una historia de buenos y malos». La exministra ha insistido en que «es una equivocación cruzarse de brazos y hacerle el juego a Mas», pero también ha defendido que para que «el ánimo cambie en Cataluña, tiene que cambiar en Madrid» y ha reconocido que también los socialistas han cometido errores, pero nunca incitaron al odio.

Chacón y Gómez no han estado respaldados en el desayuno por ningún miembro de la Ejecutiva socialista salvo por el miembro del PSM, el compañero de filas de Gómez, Rafael Simancas. El exvicesecretario general José Blanco sí se ha dejado ver en el Ritz. Nada es casual en el PSOE.