Quantcast

Tips para incluir más frutas en tu alimentación sin sacrificios

Más que una opción saludable las frutas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Son fuentes de vitaminas, fibras, minerales y deben estar presentes en tu menú diariamente. El problema es que, con la rutina cotidiana, es fácil decantarnos por alimentos industrializados o por platos de restaurantes que casi siempre excluyen los ingredientes más beneficiosos para la nutrición. 

El resultado es carencia de una infinidad de nutrientes imprescindibles para nuestra salud. Siendo así, para cambiar algunos hábitos y aumentar la inclusión de frutas en tu día a día, nada mejor que adoptar algunas (o todas) de estas tips.

Zumos: si tu excusa es que comes fuera de casa diariamente, tu salvación pueden ser los zumos naturales. La mayoría de bares y restaurantes ofrecen esta opción en su carta. En vez de acompañar tu comida o merienda con un calórico refresco, pide un zumo de frutas natural.

Comidas: las frutas son ricas en nutrientes y muy sabrosas, combinan a perfección con verduras y son una excelente alternativa de ingrediente para una ensalada saludable. Añade a tus ensaladas un poco de aguacate, papaya, naranja, piña, granada o crea tus combinaciones favoritas.

Lleva tu fruta favorita contigo: nada mejor que llevar una o más frutas en el bolso o mochila siempre. No es un sacrificio, sino que una actitud para cuidar tu salud. Así, cuando el hambre aparezca en momentos indebidos tendrá a tu disposición una fruta fresca y sabrosa.

Para mantener el buen estado de la fruta, puedes comprar recipientes plásticos con el formato de la fruta para guardarla y protegerla.

Merienda: una de las reglas de la buena alimentación y salud es comer de 4-4 horas para mantener tu metabolismo activo y evitar almacenar grasas. Siendo así, a cada intervalo entre las comidas principales, nada mejor que disfrutar de una ración de fruta, muy sabrosa y con muy pocas calorías. Te sentirás saciado y comerás menos en la comida o cena.

Frutos secos: son buenas opciones para quien no tiene ninguna fruta al alcance. Pese a que sean industrializas, son ricas en nutrientes.

Batidos de frutas: cuanta más variedad de frutas, más nutrientes para tu cuerpo. De ese modo, una opción muy saludable de merienda, desayuno o cena ligera es un batido con 2-3 frutas de tu preferencia mezclado con agua, leche desnatada o verduras. Consuma inmediatamente.