Quantcast

¿Qué comer si practicamos deporte?

Los cereales, el arroz, las galletas y las pastas son una muy buena opción antes de comenzar nuestra actividad. Estos alimentos son ricos en hidratos de carbono, fibra, minerales y un gran número de vitaminas que ayudarán a nuestro cuerpo a prepararse para el esfuerzo que tendrá que realizar. Si vamos a hacer deporte por la mañana es muy importante desayunar de una forma adecuada, a base de zumos, lácteos y pan.

Si somos más de practicar algo de deporte por la tarde, al salir de trabajar, lo que nos hace falta es una comida sencilla: un plato de carne o pescado acompañado por una guarnición vegetal o un simple plato de pasta con atún, bastará para prepararnos. Es importante que comamos con margen antes de hacer deporte, con unas dos horas será suficiente.

Alimentarnos correctamente también es importante después de practicar deporte para reponer las energías gastadas. Debemos evitar los productos que se engloban dentro del grupo de los fast food y recurrir a aquellos que contengan grasas buenas, además de proteínas y carbohidratos. Los frutos secos, los yogures o una pieza de fruta fresca son los alimentos que más nos convienen justo al término del ejercicio. Una buena opción es tomarse un plátano para aumentar los niveles de potasio perdidos, una barrita de cereales o un par de lonchas de pechuga de pavo. Lo esencial es conseguir que los músculos se recuperen.

Es importante comer siempre en las dos horas siguientes a las que hayamos llevado a cabo la actividad física, para facilitar que nuestro organismo se recomponga de una forma más rápida. Y por supuesto, no podemos olvidarnos nunca de la hidratación. Debemos beber agua antes, durante y después del ejercicio para reponer sales minerales o sustituir ésta, por una bebida isotónica, un zumo o un vaso de leche desnatada.