Quantcast

El presidente de la SGAE cree que la reforma de la ley de propiedad intelectual «pone en peligro» la gestión colectiva

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente de la SGAE, José Luis Acosta, ha manifestado este miércoles durante la presentación de la rebautizada Fundación SGAE que el anteproyecto de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual «pone en peligro la gestión colectiva», ya que permite la figura de un operador que gestione los derechos de autor de los artistas y creadores.

Además, se queja de que, al no someter a estos operadores a los mismos controles de las entidades de gestión, se crea una competencia desleal y se «abre las puertas» a que algunos autores se vayan a estos operadores.

En concreto, precisa que esa ley posee un «espíritu liberalizador» que posibilita que estas empresas jurídicas con ánimo de lucro no cuenten con controles ni con las garantías de las entidades de gestión. Por ello, pide que se apliquen «las mismas condiciones» para entidades de gestión como la SGAE.

DIÁLOGO CON WERT

A pesar de esto, afirma que por parte del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, hay una «sensibilidad» a modificar este aspecto y se ha abierto una «línea de diálogo», lo que permite tener un «optimismo cauto» respecto al proyecto final.

Además, ha manifestado que el Gobierno «es receptivo» en ciertos asuntos, lo que puede ayudar, a su juicio, a mejorar el resultado de la reforma, cuyo proyecto se espera que llegue a las Cortes antes de que finalice el año.

Respecto a la subida del IVA, de la que el pasado mes de septiembre se cumplió un año, el presidente de la SGAE ha indicado que el Gobierno se ha hecho eco de que esta no ha sido una buena norma y que intuye que en la actualidad está estudiando cómo acabar con ello.

Respecto a la reforma del Código Penal aprobada el pasado mes de septiembre, que contempla la pena de hasta seis años de prisión a quien incluya en su página web listados de enlaces a contenidos que son objeto de propiedad intelectual, Acosta ha indicado que el éxito o no de esta legislación «se verá» en el futuro, ya que, por ejemplo, la Ley Sinde «no funcionó» en la lucha contra la piratería.

En este sentido, ha manifestado que aún queda mucho por hacer, en concreto en el campo de la «pedagogía» con las «nuevas generaciones», así como en la sensibilización de la sociedad, a quien hay que trasladar que las pérdidas que genera la piratería son el «salario» de los autores.