Quantcast

Las galletas Oreo provocan una adicción similar a las drogas

El experimento se llevó a cabo con las galletas favoritas de los norteamericanos, las Oreo. En realidad, los investigadores querían demostrar cómo la facilidad a la hora de conseguir productos alimenticios ricos en grasas contribuía a aumentar los niveles de obesidad en el país.

Para el experimento utilizaron ratas. Colocaron galletas Oreo a un lado del laberinto y tortas de arroz en otro extremo. Dejaron que los animales eligieran y cronometraron el tiempo que pasaban con cada alimento. No sólo les sorprendió la elección mayoritaria de las galletas, sino también la forma de comerlas, atacando primero el relleno (como muchos humanos).

Las ratas recibieron después una inyección de cocaína o morfina, o una solución salina. Y se descubrió que las ratas permanecían en la zona del laberinto donde habían recibido la dosis de droga el mismo tiempo que permanecían allí las que habían devorado la galleta Oreo. Demostrando grados de adicción reseñables.

El grupo encargado del estudio concluyó que las galletas Oreo activan muchas más neuronas en el cerebro que la cocaína o la morfina por su alto contenido en grasas y azúcares. Un trabajo en el que mostraron su preocupación por la facilidad de la población a hacerse con este tipo de alimentos sin que haya ningún tipo de control sobre su venta.