Quantcast

Javier Lozano: «Estamos infinitamente mejor que en 2009, tenemos estabilidad y no debemos nada a nadie»

«Hay muchas cosas que nos gustaría hacer, pero si no tenemos dinero se pospone y eso ralentiza el crecimiento, aunque das pasos sensatos»

«El Inter Movistar ocupa ese espacio emocional de la rivalidad Madrid-Barcelona»

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), Javier Lozano, asume con «plena responsabilidad» la renovación de la confianza por parte de los clubes para seguir al frente de una asociación que se encuentra «infinitamente mejor» que cuando llegó en 2009, «con estabilidad» y sin deber «nada a nadie», aunque todavía renuncia a proyectos por seguir un camino austero que «ralentiza el crecimiento».

Así, pese a la confianza concedida por la Asociación a su gestión, Lozano sabe que eso conlleva obligaciones. «Cuando tienes tanto apoyo es una plena responsabilidad. Los clubes confían en ti y debes intentar atenuar sus problemas, darles soluciones y buscar el futuro más feliz para todos», admitió Lozano en una entrevista a Europa Press, donde dejó claro que pidió a los clubes que no mercadeasen con él.

«Puse como condición no hacer campaña y no la he hecho. El 80 por ciento me dio el aval sin pedírselo y si confían en mí seguiré, al menos, estos cuatro años, luego no sé. Estar donde no te quieren es complicado, aferrarte a algo contra natura casi siempre sale mal», aclaró.

Además, la situación, a nivel económico, ha mejorado ostensiblemente. «Estamos infinitamente mejor que en 2009», aseveró el exseleccionador, que recordó que «el entorno no es el mejor desde el punto de vista económico». «Estábamos en el núcleo de la tormenta y con una deuda inasumible, ahora tenemos estabilidad y no debemos nada a nadie. Y eso muy poca gente lo puede decir», indicó.

Sin embargo, Lozano sigue apostando por la austeridad. «Si entran 5 gastamos 4,5. Hay muchas cosas que nos gustarían hacer, pero si no tenemos dinero no se hacen y se posponen. Eso ralentiza el crecimiento, pero das pasos firmes y sensatos», confiesa. «Hay que invertir sólo en aquello que dé valor y evitar gastos superfluos, derrochar un dinero que no es tuyo. ¿Si puedes comer dignamente por 15 euros por qué irte a otro a hacerlo por 30 sólo por presumir?», recalcó.

El mandatario, al que no le gusta «si un club hace una crítica por detrás» porque opina que «las cosas se hacen dentro, que es donde hay que ser críticos y discrepar», afirmó que «lo ideal no es que los clubes no paguen la cuota sino que además reciban por competir». «Pero para eso tenemos que crear mucho valor y que ellos lo aporten, no vale cualquier cosa», avisa.

«Cuando entre todos lo demos, este deporte será valorado por terceros, se pagará por él y los clubes recibirán. Si no, habrá que seguir con una gestión austera», prosiguió el presidente de la LNFS, que agradece que la RFEF haya sido «muy sensible» y que todo lo que ha ayudado ha ido a los clubes «para mitigar el recibo arbitral».

«BASKET, BALONMANO Y NOSOTROS NO DEBERÍAMOS CANIBALIZAR EL MERCADO».

Uno de los momentos más duros durante este periodo ha sido la desaparición de equipos o la vuelta a empezar de algunos desde abajo como el caso del Caja Segovia, triple campeón liguero. Pese a ello, Lozano es optimista y opina que «ese disgusto a lo mejor es dar un paso atrás para coger impulso», alabando que la entidad castellana haya cambiado «totalmente el modelo» y que ahora sea «mucho más de la ciudad y social, diversificando ingresos».

«Han sabido reaccionar y lo sacarán adelante. Con el paso del tiempo entenderemos que ha sido beneficioso», subrayó, remarcando que el fútbol sala debe «cambiar de ser un deporte subvencionado por ayuntamientos y promotores de ladrillo a uno más social, que se arraigue». «Sólo así podrá tener un futuro, estamos en ese cambio», aseguró, feliz por ver que vuelve «a crecer por debajo».

En relación con otros deportes, Lozano piensa que «hay espacio para todos» y que «todos deberían estar más juntos, sobre todo el basket, el balonmano y el fútbol sala» porque tienen la «misma problemática». «En vez de 'canibalizar' el poco mercado que tenemos, deberíamos hacer algunas acciones conjuntas, incluso he pensado en algún patrocinio conjunto», puntualizó.

Lo que no le falta al fútbol sala es un canal donde darse a conocer. «Nos decidimos por Mediaset porque al final entendíamos que llegaron los primeros y soy muy respetuoso con los turnos y muy leal con los que te quieren», aclaró el exseleccionador que considera que ofrecen «un producto muy 'aseado'» y con «un público fiel».

Por ello, continúan «invirtiendo para mejorarlo», aunque, «organizativamente», la LNFS es «un modelo» y «un espejo para las otras ligas». «Lo más importante es que somos incorfomistas y un poco perfeccionistas y apretamos más cada día», resaltó.

Javier Lozano introdujo novedades competitivas como la Copa del Rey, «más severa y un acto de generosidad de los clubes de Primera, que revolucionan y promocionan gustosamente el fútbol sala», o como la supresión de uno de los grupos de Segunda «para crear una pirámide y una estructura lógica», pese a perder «ingresos y poder político».

«LO QUE SERÍA RUINOSO ES QUE EL BARÇA GANASE SOBRADO»

En el fútbol sala nacional manda ahora casi de forma hegemónica el FC Barcelona Alusport, algo que no le preocupa al presidente de la LNFS. «Los ciclos son ciclos. Lo que pido siempre es que haya competitividad, lo que sería ruinoso es que ganase sobrado, pero gana apurado, eso quiere decir que hay competencia, entones se provoca ilusión y entonces es promoción», comentó al respecto.

Y aunque Madrid no cuenta con un equipo en la capital, alaba lo que está llevando a cabo Inter Movistar, que «tiene una marca de por sí» y está «haciendo las cosas maravillosamente como club». «Antiguamente era campeón de todo, pero no arrastraba a la gente ni lograba el sentimiento de pertenencia. Ahora, cuenta con 4.500 personas que van todos los días, peñas, niños y la Gira Megacracks, que es una de las mejores acciones sociales», apuntó a Europa Press.

Por esto, y considerando «prácticamente imposible» la entrada del Real Madrid «ahora mismo», ve que la 'máquina verde' «sí recoge esa posible rivalidad Madrid-Barcelona». «En términos de audiencia cuando se enfrentan se dispara. Inter sí puede ocupar ese espacio emocional de no haber un equipo en Madrid», sentencia.

Finalmente, el exseleccionador se refirió «al sueño» de ser olímpico. «Es una decisión política que se nos escapa a los humanos. Lo único que podemos hacer desde nuestros puestos es reivindicar algo que creemos que es justo, presionar a los de arriba porque hay una sensibilidad inmensa y de que se debe dar respuesta a una inquietud que es importante», declaró al respecto Lozano, que considera que «sería una etiqueta de normalidad» lograr esa distinción.

«Nacimos de manera especial y eso nos ha pasado factura. Nos ha costado mucho tiempo que nos tuvieran por normales en muchas instituciones. Esa etiqueta de olímpicos nos lo facilitaría», concluyó el mandatario.