Quantcast

El director de la Guardia Civil: La sentencia sólo beneficia a quienes «pegan un tiro en la nuca»

GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, afirma que la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo contra la 'doctrina Parot' supone «una bofetada» hacia las víctimas del terrorismo» y beneficia a los «asesinos» que se han dedicado a «pegar un tiro en la nuca», al tiempo que ha garantizado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estando van a seguir luchando contra la banda terrorista ETA hasta conseguir su desaparición y la entrega definitiva de las armas.

A preguntas de los periodistas en Granada, Fernández de Mesa, quien ha recordado que representa a un cuerpo que ha sufrido el mayor número de asesinados por la banda terrorista ETA, ha mantenido que esta sentencia no supone «una excarcelación masiva de momento», pues todas las instituciones, tanto judiciales como el propio Gobierno, coinciden en que se refiere «exclusivamente» al caso de la etarra Inés Del Río.

No obstante, ha mantenido que las sentencias «no solamente» tienen que «poner negro sobre blanco» sino que hay otros asuntos «mucho más importantes», como es tener en cuenta «la idiosincrasia y todo lo sucedido en una sociedad como la española, que ha sufrido la lacra del terrorismo de una manera desvergonzada».

«En este momento, yo lamento que se haya podido producir una sentencia de estas características que en todo caso a quien beneficia es a quienes» se han «dedicado durante muchos años a pegar un tiro en la nuca» y ha mantenido que «no puede cumplir la misma condena quien mata a uno que quien mata a 24».

En este sentido, ha sostenido que, si bien el Gobierno ha dejado «bien claro» que acata todas las decisiones judiciales, incluida la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, «evidentemente tiene que defender como no puede ser de otra manera a quienes han sufrido durante años el horror del terrorismo», a esas «víctimas que han sido un ejemplo de entereza y de saber estar en una situación tan complicada».

«Yo desde luego, como director general de la Guardia Civil no voy a abandonar jamás a todas aquellas personas», a «las viudas y huérfanos de guardias civiles que han sufrido durante tantos años la ausencia de sus seres queridos y que ahora ven cómo por una decisión alejada de España, aquellos que han asesinado pueden salir tranquilamente de las cárceles».

En esta línea, ha refrendado las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, respecto de que «aquí no va a quedar impune ninguna conducta», pues considera evidente que la banda terrorista ETA «no puede matar» y lleva dos años sin hacerlo «por la presión del Estado de Derecho».

«Y desde luego, la Guardia Civil, la Policía Nacional y todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado seguirán luchando contra la banda terrorista ETA hasta conseguir su total desaparición y la entrega definitiva de las armas», que según ha resaltado, «es lo que esperamos todos los españoles».