Quantcast

La Generalitat catalana recomienda a las víctimas de pelotas de goma pedir indemnización

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

Un nuevo informe de la Consejería de Interior de la Generalitat catalana entregado a los parlamentarios de la comisión de estudio sobre modelos de orden público y pelotas de goma recomienda a las víctimas de esta munición acudir a la vía de la responsabilidad patrimonial objetiva de la administración para reclamar una indemnización por los daños y no acudir a la vía penal, según el texto al que ha tenido acceso Europa Press.

El informe –reclamado por falta de concreción del anterior que se entregó al Parlamento catalán– evita citar directamente cuántas personas han resultado heridas por pelotas de goma de los Mossos, y recoge los casos en que se ha iniciado una reclamación patrimonial por daños de este material y con la sentencia favorable al reclamante, hasta cinco veces desde 2006, cuatro de ellas en disturbios por celebraciones deportivas, según ha publicado El Periódico.

El documento afirma que en los últimos tiempos se ha detectado un incremento del recurso a la jurisdicción penal quizás con la creencia de que las resoluciones de esta jurisdicción son más rápidas, pero «esto no es necesariamente así, porque la vía penal necesita siempre de un autor último perfectamente identificado», apunta.

En el informe se recoge el Procedimiento Normalizado de Trabajo para el uso de pelotas de goma, actualmente en revisión, en el que se considera que utilizar esta munición «ocupa un espacio extremo y reservado a actuaciones excepcionales» dentro de la cadena progresiva de implementación de los medios antidisturbios.

«En este sentido, todas y cada una de las acciones con las escopetas antidisturbios han de ser pautadas por los mandos responsables del dispositivo», y cada disparo debe haber tenido una orden expresa –prosigue–, y deben usarse a mínimo 50 metros de distancia y con un tiro por rebote, y sólo en casos de agresiones graves y riesgo para la vida del policía se pueden usar apuntando directamente a la persona, siempre a la parte inferior del cuerpo.

Entre las medidas de control está que todas las pelotas de un mismo dispositivo son de un mismo color, están marcadas y vienen en un zurrón precintado que se revisa antes y después de la actuación, y donde siempre hay un mismo número de pelotas.

En total, desde 2002 las pelotas de goma se han utilizado en Cataluña 11 veces, 10 en Barcelona y una en Lloret de Mar por unos disturbios generados a las puertas de una discoteca.

STOP BALES DE GOMA

La asociación Stop Bales de Goma considera ofensivo que el documento sostenga que 'en los últimos tiempos se ha detectado un incremento del recurso a la jurisdicción penal, quizá con la creencia de que las resoluciones de esta jurisdicción son más rápidas y más favorables a los intereses de los perjudicados'.

Según un comunicado de Stop Bales de Goma de este martes, las víctimas no encuentran a los responsables «porque los Mossos no los han entregado ante los jueces».

Se ha mostrado decepcionada por el informe en general porque no concreta a qué velocidad salen las pelotas, su fuerza, las heridas que pueden causar, el número de heridos ni los casos de denuncias penales aún abiertos –«es decir, todos los que han perdido un ojo desde 2009»–, y también critica que el informe no contesta a la crítica de que son un arma letal.