Quantcast

La AVT anuncia que las víctimas saldrán a la calle porque «ya se agotó la paciencia»

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha anunciado este martes que las víctimas saldrán a la calle a mostrar su repulsa a la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contraria a la 'doctrina Parot' y la «prisa» con la que la Audiencia Nacional ha acordado la excarcelación de la etarra Inés del Río.

«Ya se agotó la paciencia», ha advertido Pedraza en declaraciones a Europa Press después de que la Audiencia Nacional haya ordenado por unanimidad la excarcelación de la etarra menos de doce horas después de la decisión del Tribunal de Estrasburgo.

Pedraza ve «inmoral» esta resolución de la Audiencia Nacional, que cree que ahora deberá dar explicaciones a todos los ciudadanos que sufren la lentitud de la justicia española y llevan meses esperando una decisión sobre delitos menores como robo o hurto.

«¿Por qué esa prisa en que esta sanguinaria asesina salga a la calle?», ha preguntado la presidenta de la AVT, que ha dejado claro que esta no es la justicia en la que confían las víctimas del terrorismo y muchos ciudadanos.

Además, ha recordado que la Audiencia Nacional se creó precisamente para luchar contra el terrorismo y ha asegurado que las víctimas seguirán «luchando» y ahora trasladarán sus reivindicaciones a la calle. «Pedimos ayuda a todos los ciudadanos porque ya se agotó la paciencia», ha anunciado antes de confesar que los teléfonos y correos de la asociación se han bloqueado desde ayer debido a las numerosas muestras de apoyo y solidaridad recibidas.

¿SALDRÁ DE PRISIÓN POR LA PUERTA GRANDE?

Pedraza ha temido el modo en qué Inés del Río abandonará la prisión y ha augurado que saldrá «por la puerta grande, escoltada y con una alfombra roja».

La presidenta de la AVT ha hecho estas declaraciones después de realizar una ofrenda floral junto al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en la plaza de la República Dominicana, donde ETA perpetró un atentado en el que murieron 12 guardias civiles el 14 de julio de 1986 y por el que fue condenada la etarra Inés del Río, entonces integrante del 'comando Madrid'.