Quantcast

Ortuzar confía en que «nadie ejerza el veto» a hablar sobre autogobierno en el Parlamento vasco

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha confiado en que «nadie ejerza el veto» a hablar sobre autogobierno en el Parlamento vasco y ha asegurado que solicitarán la ponencia, «después de que nos hayan escuchado y, sobre todo, de haber escuchado al resto de fuerzas del Parlamento». Además, ha dicho tener la percepción de que la Izquierda Abertzale «se ha dado cuenta de su error» al no sumarse al acuerdo PNV-PSE-PP y ha afirmado que ve «signos de que puede querer dar la ciaboga».

Ortuzar, que ha participado este sábado en una reunión de trabajo del PNV en Sabin Etxea de Bilbao, presidida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, para abordar los retos y desafíos de 2014, ha considerado «difícil que alguien se pueda negar a hablar», aunque «otra cosa» es qué se vaya a decir «cuando empecemos a hablar».

Según ha dicho, «cada uno defenderá sus posiciones», pero negarse a hablar en el Parlamento vasco resultaría «difícil de entender» especialmente «cuando, sin mayores pretensiones, cada uno tendremos las nuestras, somos la única comunidad autónoma que todavía no ha afrontado un proceso de actualización y de reforma de su estatuto de autonomía». «Lo que ha sido posible en los demás sitios, ¿cómo no va a ser posible en Euskadi?», se ha preguntado.

Tras insistir en que no está «prejuzgando contenidos», ha dicho que espera que «nadie ejerza ese veto en el futuro, y menos en un tema tan capital como en nuestra Carta Magna, nuestra regla básica de convivencia entre vascos».

«No contemplo ese espíritu, lo que sí estamos dispuestos es a hablar con todos para ver cual es el instrumento más idóneo en el que nos sentimos más cómodos todos, en el calendario que a todos nos parezca razonable, y las formulas reglamentarias que permite el reglamento en las que también estemos todos más conformes, pero no veo que nadie se niegue en redondo tan siquiera a hablar», ha reiterado.

Ortuzar ha recordado que el PNV asumió el compromiso de que antes de la finalización de este curso parlamentario fijaría en el Parlamento vasco una propuesta para que el tema del nuevo estatus jurídico-político empiece a hablarse».

«Somos conscientes de que esta es una tarea que va más allá del PNV, de que debe integrarse también a las otras sensibilidades diferentes políticas, porque tienen también otras formas diferentes de ver lo que tiene que ser Euskadi en el futuro, y queremos ser muy respetuosos, no solo en los textos y en la negociación de los textos, sino también en la fijación de los procedimientos», ha manifestado.

Por ello, ha asegurado que, antes de presentar cualquier propuesta al Parlamento, su intención es «hablar con todos los partidos políticos de la Cámara para explicarles cómo vemos nosotros la cuestión e intentar que, cuando fijemos nuestra posición y solicitemos esa ponencia, sea después de que nos hayan escuchado y, sobre todo, de haber escuchado al resto de fuerzas del Parlamento».

PACTO

Sobre la posición en la que queda EH Bildu, tras la adhesión del PP al acuerdo alcanzado por el PNV con el PSE-EE, Ortuzar ha señalado que «es la propia izquierda abertzale la que tiene que hacer el análisis de la situación».

«Es verdad que se ha quedado sola, pero es verdad que se ha quedado sola porque ha querido quedarse sola, porque ha tenido las mismas oportunidades que cualquiera de los partidos que cualquiera de los partidos que estamos en el acuerdo de sentarse a la mesa y de acordar, pero no lo ha hecho», ha indicado.

Ortuzar ha dicho tener la sensación de que la izquierda abertzale «se ha dado cuenta ya de su error, y algunos signos ya se advierten de que puede estar queriendo dar la ciaboga», pero, según ha advertido, «tiene que ser una ciaboga creíble».

A su juicio, «es importante que la izquierda abertzale haga un análisis de lo que está sucediendo en este país, de la necesidad que tenemos de sacar adelante entre todos, y con la mayor unidad institucional posible, a Euskadi de los problemas que tiene». Para ello, ha remarcado, «hay que saber ceder y negociar».

Sin embargo, ha censurado, «lo que nos hemos encontrado hasta ahora es que la izquierda abertzale, o aceptas el 100 por ciento de lo que ella propone o no hay acuerdo», por lo que «en esas condiciones es muy difícil que se puedan integrar en unas negociaciones como se conocen en cualquier sistema democrático».

REUNIÓN DE TRABAJO

Los máximos representantes institucionales del PNV han mantenido este sábado una reunión de trabajo que, básicamente, «perseguía hacer un balance político de lo ocurrido en el último año y, sobre todo, orientar y dirigir, con responsabilidad y determinación, nuestra acción política hacia un año 2014 que nos presenta a los vascos nuevos retos y nuevos desafíos», ha explicado Ortuzar.

El presidente del PNV ha recordado que este domingo «se cumplirán dos años desde que ETA anunció el cese definitivo de la violencia y, un día después, un año «desde que el pueblo vasco depositó su confianza en Iñigo Urkullu y en el PNV».

Tras señalar que «la crisis económica está golpeando fuerte, en nuestras familias, en nuestras empresas, y amenaza con llevarse por delante pilares que creíamos firmes, como Fagor, como tantas otras empresas, tal vez no tan conocidas ni tan grandes, pero igualmente integradas por personas», ha reconocido que «no tenemos, por tanto, nada que celebrar».

«Toca trabajar, trabajar duro, seguir trabajando duro, y eso es lo que han hecho el lehendakari Urkullu, su gobierno y el PNV en este último año», ha dicho.

Ortuzar ha afirmado que «la crisis sigue entre nosotros», pero ha destacado que, «doce meses después, todas las instituciones vascas» mirar al futuro «con nuevas perspectivas!, y pueden «afrontar desde ya» el reto de «dejar atrás la crisis con la certeza de contar con herramientas mucho más numerosas y mucho más eficaces que hace un año».

POLÍTICA DEL PACTO

Por otro lado, ha señalado que Euskadi «ha retornado a la política del pacto, al acuerdo como instrumento eficaz de progreso y desarrollo» y ha celebrado que «la comunicación política ha vuelto a Euskadi».

En ese sentido, ha destacado también que, «aunque hoy nos parece ya algo común, aunque lo hemos interiorizado con naturalidad porque lo excepcional era lo anterior, todas las sensibilidades políticas están hoy representadas en el Parlamento vasco, y eso no era así hace doce meses».

En este año, ha destacado, el PNV «ha llegado a acuerdos con todos». «El PNV y el PSE alcanzaron en septiembre un pacto para la reactivación económica y la creación de empleo al que se sumó, en su vertiente fiscal, el Partido Popular», ha recordado. Ha indicado, asimismo, que el Gobierno vasco y español «también negociaron hasta alcanzar un acuerdo que dotó al Ejecutivo vasco de una capacidad de endeudamiento e inversión mayor que se tradujo en el apuntalamiento del entramado social y en el refuerzo de las inversiones en Euskadi».

Por otro lado, recordado que el Gobierno vasco y las tres diputaciones forales, gobernadas por PNV, PP y EH Bildu, han firmado un acuerdo interinstitucional «que permitirá la inyección directa de 180 millones de euros en inversiones en nuestros tres territorios históricos».