Quantcast

Urkullu cree que no se debe pensar en involuciones respecto a ETA, sino en cómo recorrer el camino en el proceso de paz

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha participado en una reunión de trabajo del PNV en la sede central del partido en la capital vizcaína y ha pedido que no se piense en «involuciones» respecto a ETA, sino en cómo recorrer el camino en el marco del proceso de paz y convivencia.

En ese proceso, ha indicado Urkullu, «hay alguien que tiene la única responsabilidad de consolidar un tiempo de paz desde su compromiso con la ausencia de violencia, dando un paso más en el desarme». «Y hay quien tiene responsabilidad y puede ayudar en un proceso de convivencia, como es desde la modificación de la política penitenciaria por parte del Gobierno español, atendiendo a los nuevos tiempos y derechos que asisten a las personas privadas de libertad y a sus familiares», ha añadido.

Por ello, ha asegurado que se atenderá «todo ello» desde «un proceso que está basado en la memoria, la verdad, la justicia, el resarcimiento y la lectura crítica del pasado».

Urkullu ha señalado que el Gobierno vasco aprobará este año el Plan de Paz y Convivencia que busca «contribuir a que las distintas familias políticas puedan alcanzar unos mínimos acuerdos sobre la base del suelo ético ya comprometido desde la legislatura pasada», aunque, «hasta la fecha no se ha producido un avance conforme a las expectativas generadas por la declaración de ETA de hace dos años».

«No nos podemos permitir la inacción y el inmovilismo. Tenemos el reto de hacer efectivos los tres micro-acuerdos que el Plan propone», ha reiterado, para añadir que «el destino es el consenso».

Urkullu ha señalado que «estamos en un tiempo de ausencia de violencia en todas sus expresiones» y se ha mostrado convencido de que, en lo que respecta a ETA no hay riesgo de vuelta atrás, pese a vivir en una situación de bloqueo».

Por otro lado, Urkullu ha anunciado que el Gobierno vasco prevé aprobar el proyecto de Presupuestos para 2014 en el Consejo de Gobierno del próximo 29 de octubre. Las partidas de educación, sanidad y protección social serán «las primeras en revisarse al alza», según ha anunciado Urkullu.

El presidente vasco ha afirmado que el ejercicio que viene comenzará con Euskadi en tasas de crecimiento «positivo», por lo que, «antes de que concluya el año, podría volver a la senda de creación de empleo».

Urkullu ha dicho que el Gobierno vasco afronta el año 2014 con los «retos y desafíos» de «garantizar la estabilidad de los servicios públicos esenciales en Sanidad, Educación y Protección social, avanzar en la recuperación económica y del empleo, y desarrollar las iniciativas del Plan de Paz y Convivencia desde el consenso».

Según ha dicho, el gran reto del Gobierno vasco es avanzar en su «hoja de ruta económica». El lehendakari ha reconocido que este año 2013 «está siendo un año duro tal y como ya avanzamos» y, en ese sentido, ha señalado que «la grave situación de Fagor es buena prueba de ello».

Para el Gobierno, ha subrayado, 2013 «ha sido el año del rigor presupuestario y la consolidación fiscal» y ha considerado que «sobre esta base podemos seguir avanzando en la nueva política económica para la reactivación y la generación de oportunidades de empleo».

Tras señalar que «el primer paso para crecer es dejar atrás la recesión», Urkullu ha afirmado que el año 2014 «comenzará con Euskadi en tasas de crecimiento positivo y antes de que finalice el año podremos volver a la senda de la creación de empleo».

También ha remarcado que el Gobierno tiene una «hoja de ruta económica» para la reactivación y la creación de empleo. En ese sentido, ha recordado que su Ejecutivo tiene comprometidos 6.290 millones de euros para la reactivación económica y el empleo los próximos tres años.

Asimismo, Urkullu ha dicho que, «desde el punto de vista presupuestario», el año 2014 «será mejor», y ha destacado que «el acuerdo unánime del Consejo Vasco de Finanzas es un buen punto de partida».

Urkullu ha señalado que «la base para la elaboración del proyecto de presupuestos, además de las directrices técnicas y económicas aprobadas en septiembre», es el acuerdo del Consejo Vasco de Finanzas Públicas en cuanto a la previsión de ingresos para el año que viene. «Con esas previsiones estamos trabajando, también en base a lo que han sido los acuerdos alcanzados con el PSE y el PP, así como a los acuerdos del Gobierno vasco y distintas instituciones», ha añadido.

Así, ha dicho que «el compromiso y el reto» a los que se enfrenta el Gobierno vasco es que el día 29 de octubre, en sesión de Consejo de Gobierno, se apruebe el proyecto de presupuetos y lo remitamos ya a la Cámara».

MANTENDRÁ SUS PRIORIDADES

En ese sentido, ha asegurado que el Gobierno vasco «va a mantener sus prioridades con los servicios esenciales» y ha avanzado que las partidas de Sanidad, Educación y Protección social «van a ser las primeras en ser ajustadas al alza».

El lehendakari ha manifestado que «las políticas de inversión y estímulo a la economía cuentan con el consenso suficiente en un escenario a tres años» y ha insistido en que el ejercicio 2014 «va a ser de consolidación en la política social y de estímulo en la política económica».

Como conclusión, Urkullu ha afirmado que «la consolidación lograda en 2013 es la base para avanzar en 2014». «El Gobierno ha garantizado los servicios públicos esenciales a pesar de la crisis. Hemos puesto orden en las cuentas y hemos abordado el redimensionamiento y la racionalización del sector público», ha destacado.

En ese sentido, ha insistido en que el Gobierno vasco cuenta con un Plan «para la reactivación económica y la generación de empleo con una visión a tres años» y ha destacado que «se han puesto las bases para la recuperación económica de Euskadi», por lo que, según ha augurado, «el 2014 va a ser un año para avanzar.